Varios trujillanos participaron en el Desastre de Annual. Grada 114. Historia

José Antonio Ramos

Varios soldados trujillanos participaron en la derrota militar conocida como ‘Desastre de Annual’, entre ellos Manuel Alvarado, Juan Moreno, el capellán castrense José Fernández, o Esteban Pino, perteneciente a la ambulancia mixta de Sanidad.

Durante la Guerra de Marruecos o Guerra del Rif, el 22 de julio de 1921 el ejército español sufrió una grave derrota militar cerca de Annual que supuso una redefinición de la política colonial de España en el Rif. La denominación ‘Desastre de Annual’ es española; en el Rif se le denomina ‘Victoria de Annual’.

En febrero de 1920 el general Manuel Fernández Silvestre tomó posesión del cargo de Comandante General de Melilla. Con la idea de llegar hasta Alhucemas, centro de operaciones de las tribus rifeñas más belicosas, se fueron conquistando territorios al oeste de Melilla, casi siempre sin violencia, llegando a acuerdos con los cabecillas, a los que se ofrecía dinero a cambio de su amistad. En las zonas ocupadas se construían pequeños baluartes defensivos, en los cuales normalmente no había agua, lo que obligaba a ir por ella con burros, a veces a diario; además los suministros escaseaban, durante el día hacía mucho calor y por la noche mucho frío.

En mayo de 1921 el grueso del ejército estaba en un campamento cerca de Annual. Hasta Melilla había tres plazas fuertes separadas unos 30 kilómetros entre sí y otros pequeños fortines con una guarnición de 200 soldados. El 29 de mayo el general Silvestre decidió establecer una posición avanzada en el monte Abarran, en contra de las órdenes del general Berenguer, Alto Comisario de España en Marruecos, aunque al parecer con el apoyo indirecto de Alfonso XIII. El mismo día de establecerse la guarnición fue atacada, pereciendo todos los defensores. El 7 de junio se estableció otra posición en el monte Igueriben para defender el campamento de Annual. Esta posición cayó en poder del enemigo el 21 de julio, tras un asedio marcado por la falta de agua, aunque se intentó varias veces, sin éxito, enviar suministros y refuerzos1.

Tras estos sucesos se concentraron alrededor del campamento gran cantidad de enemigos, y el ejército español tenía la moral muy baja. Los rifeños estaban dirigidos por Abdelkrim El Jatabi, antiguo funcionario de la Administración española en la Oficina de Asuntos Indígenas en Melilla.

A primera hora de la mañana siguiente se decidió abandonar el campamento. Algunas unidades lograron ponerse a salvo con no demasiadas bajas, pero la mayoría de los soldados salieron a la carrera hacia Melilla en desorden, produciéndose la masacre. Hubo algunos hechos heroicos, como las sucesivas cargas del Regimiento Alcántara, que acabó sufriendo el mayor número de bajas de un cuerpo de caballería contemporáneo, pero predominaron los actos de cobardía y desesperación. El general Silvestre desapareció y sus restos no se encontraron.

Los escasos supervivientes, bajo el mando del general Navarro, retrocedieron hasta el campamento de Monte Arruit, pero también fue cercado y se cortaron los suministros, por lo que el general Berenguer autorizó la rendición el 9 de agosto. Pero los rifeños no respetaron las condiciones de la rendición, mataron a muchos soldados e hicieron algunos prisioneros, entre ellos el general Navarro. No se envió ayuda desde Melilla, situada a unos 40 kilómetros, y sobrevivieron 60 hombres, que tiempo después fueron canjeados vivos. Se cree que la razón de mantener con vida un pequeño grupo de militares era evitar la que a la postre fue una de las causas de la victoria española, ser atacados con armas químicas (‘bombas envenenadas’, en palabras de algunos rifeños)2. Se calcula que murieron entre 10.000 y 20.000 españoles y unos 1.000 rifeños.

Una comisión de investigación ordenada por el ministro de la Guerra y dirigida por el general Juan Picasso elaboró el ‘Expediente Picasso’, que recogía múltiples errores militares, pero la acción obstructiva de algunos ministros y jueces impidió depurar las responsabilidades políticas e incluso del propio Rey, que según algunos testimonios había animado el avance de Silvestre hasta puntos alejados de Melilla sin contar con una defensa adecuada en la retaguardia. Según esos testimonios, nunca probados ya que el documento no se encontró, el Rey envió un telegrama animando a Silvestre en sus acciones con el texto “Ole los hombres”3. Antes de que el ‘Expediente Picasso’ se debatiera en las Cortes el general Miguel Primo de Rivera dio un golpe de estado, el 13 de septiembre de 1923.

—–

1 Leguineche Bollar, Manuel: ‘Annual 1921: el desastre de España en el Rif’. Madrid: Editorial Alfaguara. 1996.
2 Palma Moreno, Juan T.: ‘Annual 1921: 80 años del desastre’. Madrid: Almena Ediciones, 2001.
3 Carrasco García, Antonio: ‘Annual 1921: Las imágenes del desastre’. Madrid: Almena Ediciones, 1999.

…¿quieres saber más? Suscríbete por 30 euros al año

Otros artículos

SEXPE
La Consejería de Educación y Empleo y la Universidad de Extremadura ponen en marcha el primer máster propio gratuito especializado en economía verde y circular

CONSEJO DE LA JUVENTUD DE EXTREMADURA
‘Laboratorio de experiencia’ en economía circular

FUNDECYT-PCTEX
Empresas tecnológicas extremeñas ya ejecutan en Chile proyectos en el ámbito del enoturismo

FUNDACIÓN ACADEMIA EUROPEA DE YUSTE
La Fundación Academia Europea de Yuste oferta 120 becas para los cursos internacionales de verano del programa Campus Yuste

ÁREA DE DESARROLLO Y TURISMO SOSTENIBLE DE LA DIPUTACIÓN DE CÁCERES
Huesca acoge el II Congreso nacional de despoblación en el mundo rural

ÁREA DE DESARROLLO LOCAL DE LA DIPUTACIÓN DE BADAJOZ
La Diputación apuesta por el networking para crear comunidades en la Red de Centros Integrales de Desarrollo

ASAMBLEA DE EXTREMADURA
La Fundación Secretariado Gitano hace balance de su actividad
La Asamblea conmemora el Día Mundial de las Personas Refugiadas

PSICOLOGÍA
Amparo García Iglesias. Reflexión en mis vacaciones de verano
Carmen González. Y llegó el tan esperado verano

CLUB SENIOR DE EXTREMADURA
José Julián Barriga. Ser ‘forastero’ en la propia tierra

METAMORFOSIS
Álvaro Roa. El amor de pareja

FOTOEXTREMADURA
¿Conoces Extremadura?

UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA
Ciencia desde la cárcel
Comienzan los Campus Científicos de Verano

MUSAS DE EXTREMADURA
El reino de las musas. Jazz y cine: un amor imposible
Javier Feijóo. Asina. La Señá Carmen

ARTE
Inmaculada González. ‘Las rosas de Heliogábalo’. Sir Lawrence Alma-Tadema
Lanzarte. Nuevos generadores de cultura

TECNOLOGÍA
Juan Zamoro. El transporte que viene
Ramón Palacios. Green TIC

FOTOGRAFÍA
Emilio Ceballos-Zúñiga Rodríguez. ‘Búsqueda’

LA FRONTERA
Rades. Ícarus / ‘En el suelo’

A FRONTEIRA
Francisco Bilou. Erasmo na corte portuguesa por via espanhola. Uma nota documental de 1529

MODA
Patty Gruart. Charmaine Joie Rodríguez

VIAJES
Juan Antonio Narro. Santiago de Cuba, parte de la historia de España

TOROS
José María Sotomayor. Las voces del toro

ENOLOGÍA
Carmen Tristancho. Los Acilates. Vino de Pago (GPE)

ARQUEOLOGÍA
Julio Esteban Ortega. Los dioses de nuestros antepasados: Quangeio

MOTOR
Mamen Vázquez. Actividad frenética en el motor extremeño

PATROCINA UN DEPORTISTA
Grupo Ros. ¿Queremos los extremeños dejar de depender de la Administración?

ZONA EMPRESA
Cristina Alonso. Cuando formar en valores fomenta también el emprendimiento
Francisco Nogales. Presidente de la Denominación de Origen Protegida Aceite Monterrubio

CIUDADANOS
José Manuel Corbacho. Mujer y trabajo: Una realidad de precariedad y discriminación
UCEX. Consultorio de consumo

ESTE MES TOCA
Campamento urbano de inglés de la Fundación CB
Festival ‘Acústicos al fresquito’
Cultura, música y deporte se dan cita en Badajoz este verano

MESA Y MANTEL
Gregorio Gómez Mata. Secretario de la Asociación Alma

…¿quieres saber más? Suscríbete por 30 euros al año

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. o saber mas sobre las cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies