Agropueyo recomienda a los agricultores asegurar la cosecha ante los efectos de la sequía

Entre los cultivos asegurables en este último trimestre están los cereales de secano, el olivar, la vid, hortícolas o especies frutales, con el objetivo de mantener el nivel de renta del agricultor.

El año hidrológico ha finalizado con déficit de lluvias. Entre el 1 de octubre de 2016 y el 30 de septiembre de 2017 se ha registrado un 14% menos de lluvia de lo normal, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología. Y sus propias previsiones para los próximos meses son poco alentadoras. Un mes de octubre escaso en lluvias y más cálido de lo habitual, lo que no deja de ser preocupante para el campo.

Según Agroseguro, el sistema español de seguros agrarios, los 425 siniestros declarados en el campo extremeño supondrán en 2017, más de un millón de euros en indemnizaciones para cultivos de cereales de invierno y leguminosas.

Por eso los seguros agrarios, no son ya una opción, sino una necesidad imperiosa para el agricultor, que “le permiten estar cubierto ante las inclemencias climáticas y algunas enfermedades, manteniendo su nivel de renta en caso de que se produzcan”, señala la directora de Agropueyo, Alicia Ramos.

En este sentido, Agropueyo, la oficina especializada de Banca Pueyo en materia agrícola ganadera, ofrece una amplia gama de productos que cubren los riesgos ante cualquier agente climático como sequía, exceso de lluvias, heladas, entre otros. Además la entidad financia las primas en condiciones muy ventajosas.

Entre los cultivos asegurables en este último trimestre se encuentran los cereales de secano, el olivar, la vid, las especies frutales, hortícolas como ajo, patata, brócoli, etc.

El seguro para explotaciones frutícolas cubre los daños por helada, pedrisco y otros eventos climáticos no controlables por el agricultor, a través de cinco módulos. En este sentido, se aconseja tener especial cuidado con el Módulo 2 de esta línea, cuya contratación comienza en noviembre y finaliza en enero.

Las producciones aseguradas en estas opciones están sujetas a tablas, por comarcas, por DNI o incluso, en algunos casos, por parcelas y variedades. “En muchos casos, se podrán pedir revisiones de las producciones máximas asignadas, por lo que recomendamos, no esperar la última hora para tener información de las líneas”, precisa Ramos.

Así mismo, Agropueyo recuerda que, ante cualquier catástrofe natural como el acontecido el año pasado, con las tormentas de julio, sólo  podrán ser beneficiarias de determinadas subvenciones a financiación de préstamos y otras ayudas aprobadas por la Administración de carácter excepcional, aquellas explotaciones que hayan contratado el correspondiente seguro agrario, según se recoge en el Decreto 98/2017 de ayudas extraordinarias recientemente publicado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. o saber mas sobre las cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies