Logo revista Grada
Buscar

Ana Gómez Escobar, deportista de paraescalada: “Al principio me dijeron que no podía escalar”

Ana Gómez Escobar practicando paraescalada. Foto: Cedida
Léeme en 5 minutos

Ana Gómez Escobar, donbenitense de 36 años, nació con agenesia transversal del miembro superior izquierdo, es decir sin antebrazo izquierdo, desde debajo del codo. Sin embargo, esto no ha sido una limitación para su afición a los deportes.

Acaba de empezar a practicar la escalada, compitiendo además este año en paraescalada, que es la modalidad de escalada deportiva adaptada a personas con discapacidad. Se trata de un deporte que está empezando a despuntar y en el que la Federación Internacional de Escalada de Competición tiene la esperanza puesta de que entre en el programa de deportes paralímpicos a partir de los Juegos de 2028 en Los Ángeles.

Además, también tiene una larga trayectoria en la cooperación internacional colaborando con diversas organizaciones.


¿Cuándo te diste cuenta de que la paraescalada era importante en tu vida?
Comencé a escalar por casualidad. El año pasado, mis amigas me regalaron por mi cumpleaños un curso de iniciación a la escalada. Lo probé y me encantó. Inicialmente, tenía dudas sobre si este deporte sería para mí, ya que me falta la mano izquierda. Sin embargo, esas dudas se disiparon cuando el profesor del curso me recomendó un documental de Reel Rock sobre la paraescaladora americana Mo Beck. Ver a una persona como yo escalando como profesional hizo que me animara a seguir practicando. 

Busqué clases de escalada en un rocódromo cerca de mi casa, donde me pusieron algunos inconvenientes al verme sin brazo. Conseguí inscribirme pero me dijeron en aquel momento que no iba a poder asegurar (la persona que asegura es la que se queda abajo regulando la cuerda de la persona que va escalando. Hoy en día he aprendido a asegurar). Fui solamente a una clase y busqué otro rocódromo.

Comencé en un grupo de entrenamiento en otro rocódromo y recuerdo, en mi primer día de clase, que mi entrenadora me preguntó si quería competir en paraescalada. Fue así como entré en contacto con la paraescalada. Al principio, en mis clases en el rocódromo me frustraba muchas veces porque no era capaz de realizar algunos de los ejercicios y pensaba que la única razón era mi brazo, algo que ahora sé que no es cierto. La escalada tiene muchos factores que afectan al rendimiento.

A las tres semanas de estar escalando fui como público a una competición de paraescalada y fue muy importante para mí. Ver a personas con diversas discapacidades escalando vías dificilisimas fue para mí una motivación para decidir formar parte de este deporte, donde las normas se construyen con y para nosotros y nosotras.

Durante el escaso tiempo que llevo escalando he tenido la oportunidad de participar en eventos de paraescalada muy diferentes. A nivel de competición, este año empecé en la categoría AU2, primero en el campeonato de Extremadura, que fue en Plasencia en febrero. A nivel nacional, la Copa de España de paraescalada se dividió en tres pruebas, dos en julio y una en noviembre, en las que también participé. A mis 36 años esta ha sido mi primera experiencia competitiva en el deporte. Estoy muy contenta de poder formar parte de la familia de paraescalada en España, donde hay un ambiente muy acogedor y me he sentido arropada y apoyada especialmente por mis compañeros de la Federación Extremeña de Montaña y Escalada y por mis compañeras de categoría, de las que aprendo en cada prueba. Aunque tengo mucho que mejorar, estoy muy contenta con la evolución en este año, y estoy trabajando mucho en seguir mejorando de cara a las competiciones de 2024.

Además de la competición, en octubre participé en el Adaptative Climbers Fest, un campamento de escalada solo para personas con discapacidad que se organiza en Kentucky, Estados Unidos. Creo que esta ha sido sin duda una de las mejores experiencias de este año, donde he tenido la oportunidad de aprender y escalar con unas 150 personas con discapacidad. Esta experiencia también me ha hecho ver lo importante que son los espacios creados por personas con discapacidad y dirigidos a ellas, y no solo en el ámbito competitivo sino en el ámbito recreativo, para dar a conocer el deporte y motivar a otras personas a que lo puedan practicar.

¿Qué es la paraescalada?
La paraescalada es una modalidad de escalada deportiva destinada a personas con discapacidad. Los paraescaladores se distribuyen en diversas categorías según la naturaleza de su discapacidad. En España, las categorías actuales de paraescalada se dividen en tres grandes grupos:

  • Personas con discapacidad visual, desde la categoría B1 (total o casi total pérdida de visión) hasta la B3 (la agudeza visual varía desde LogMAR 1.40 hasta 1 (inclusive) o 3.2 y el campo visual está limitado aun radio de menos de 40 grados de diámetro)
  • Personas con amputaciones:
    • AL1: personas con las dos piernas amputadas
    • AL2: personas con una pierna amputada
    • AU1: personas con los dos brazos afectados o uno amputado desde el hombro
    • AU2: personas con un brazo afectado desde el codo hasta la mano, en cualquiera de sus combinaciones
  • Personas con limitaciones de movimiento, fuerza o estabilidad, desde RP1 (personas con falta de movimiento y falta de control en las cuatro extremidades superiores, ataxia severa), pasando por RP2, hasta RP3 (leve discapacidad, incluyendo otros tipos de discapacidad, con una leve afectación de la función que afecta el tronco o las extremidades)

Las categorías establecidas internacionalmente se han ido revisando, habiendo algunas variaciones de estas categorías.

La paraescalada está incluida en competiciones internacionales por la Federación Internacional de Escalada (IFCS por sus siglas en inglés: International Federation of Sports Climbing) desde 2006. Recientemente, en el Campeonato Mundial de Paraescalada de 2023, se batió el récord de participación, con 203 paraescaladores. A nivel nacional, las primeras competiciones se realizaron en 2013. También en España el deporte sigue creciendo, como representó el número de inscritos en el Campeonato de paraescalada del pasado 12 de noviembre, donde se inscribieron 28 paraescaladores, siendo el máximo número hasta el momento.

Además de hacer deporte te involucras en actividades solidarias.
Mi trayectoria profesional siempre ha estado vinculada a la cooperación internacional. Desde que empecé a trabajar en 2011 he colaborado con diversas organizaciones a nivel nacional e internacional, incluyendo varias agencias de las Naciones Unidas. Mi enfoque principal ha sido promover el acceso a la educación y la igualdad de género en países como Ecuador, Namibia, Angola y Etiopía.

Actualmente resido en España, desde donde estoy apoyando a la oficina regional de Unicef de Europa y Asia Central en la revisión de los planes estratégicos de la oficina en esta región, habiendo trabajado con la oficina de Serbia, Bosnia y Herzegovina y Macedonia del Norte. La flexibilidad y movilidad que me da mi trabajo actual me ha permitido combinarlo con la escalada, por ejemplo en el cañón de Demir Kapija en Macedonia del Norte, donde estuve en octubre de este año.

Además de mi compromiso profesional, mi participación en el Adaptative Climbers Fest ha marcado un nuevo capítulo. Actualmente, formo parte de una comisión dentro del equipo de paraescalada, trabajando activamente en la organización de jornadas destinadas a dar visibilidad a este apasionante deporte. Estamos muy motivados por la perspectiva de hacer realidad estas jornadas en la primera mitad de 2024, con la esperanza de fomentar la conciencia y el interés en la paraescalada.

ENTRADAS RELACIONADAS

El Ayuntamiento de Cáceres ha presentado la candidatura para que la ciudad sea en 2026 ‘Ciudad Europea del Deporte en...
Jarandilla de la Vera acogerá del 25 al 30 de junio de 2024 una nueva edición del campus de verano...
Caja Rural de Extremadura abre la convocatoria de la vigésima edición de los Premios Espiga ‘Impulso de la actividad física...
David García Zurita es una de las grandes realidades del atletismo español, a pesar de su juventud. Nacido en 2005,...
La localidad cacereña de Torrejoncillo ya cuenta con un nuevo campo de fútbol de césped artificial, gracias al protocolo firmado...
Trujillo ha acogido la cuarta edición de su duatlón, prueba correspondiente al Campeonato de Extremadura de Duatlón y que además...

LO MÁS LEÍDO