Logo revista Grada
Buscar

El estremeñu. Cuando una lengua tiene futuro. Grada 168. Assina

El estremeñu. Cuando una lengua tiene futuro. Grada 168. Assina
Celebración del Día de las Lenguas de Extremadura en La Codosera, con rotulación de calles en estremeñu y portugués. Foto: Cedida
Léeme en 6 minutos

El ‘estremeñu’, o extremeño, perteneciente al troncón de lenguas astur-leonesas y reconocido por la Unesco, por SIL International (EXT), por la norma ISO 639-3, por el Consejo de Europa y por la propia Junta de Extremadura en documentos oficiales intercambiados con el Ministerio de Cultura, está más vivo que nunca, y tiene más futuro que nunca.

A primera vista puede resultar una afirmación grandilocuente y alejada de la realidad, pero por primera vez en mucho tiempo las cosas en nuestra tierra están ‘muandu’. Y lo mejor de todo es que, lejos de las instituciones, los extremeños están siendo los protagonistas de esta ‘muación’ de paradigma.

Vamos por partes. El estremeñu está vivo porque por primera vez tenemos la posibilidad de plasmarlo por escrito en base a una norma ortográfica, el ‘estremeñu normau’, que nos permite ‘condural’ la tradición oral y ‘afia-la’ en el presente. Una herramienta muy necesaria de la que siempre hemos carecido y que ha provocado que cada autor escribiera como mejor consideraba.

La gramática elaborada por Oscec Estremaúra (Órganu de seguimientu i cordinación del estremeñu i la su coltura), encarna el espíritu de una lengua romance hija del latín que ha conservado una mayor gama de ‘sonis i prenuncias’, si la comparamos con el castellano, y adaptada como es lógico tanto a la grafía medieval (‘Xerez de los Caballeros’), como a la diversidad de connotaciones entre unas zonas y otras. Hasta ahora lo que venía ‘aconteciendu’ era que el estremeñu se ‘gastava’ con la ortografía del castellano.

El interés por parte de la sociedad extremeña por recuperar esta parte tan importante de nuestra cultura ‘está a pulal’. El último ejemplo lo tenemos en el curso que puso en marcha el pasado mes de septiembre el Consejo de la Juventud de Extremadura. Un curso de estremeñu básico-nivel A1 para adentrarse en esta ‘custión tan farrungá’, olvidada o incluso menospreciada desde siempre por foráneos y propios hasta ‘desaculal-mus’ de nuestro ‘miajón’. Pues no hicieron falta más de 48 horas para completar el cupo de inscripciones; en apenas dos días se completaron las 150 plazas que se ofertaban para el curso. Afortunadamente, y si todo sigue su curso lógico, habrá más ediciones. Hablamos de gente joven en su mayoría, la que da el paso de aprender la lengua de su tierra, ya sean de jóvenes que viven aquí o de aquellos que están fuera y encuentran en ella un nexo con el lugar que añoran y quieren volver.

Charla de Oscec Estremaúra en Villanueva de la Serena. Foto: Cedida
Charla de Oscec Estremaúra en Villanueva de la Serena. Foto: Cedida

Por primera vez en la historia de Extremadura hay un programa de radio ‘ondi se palra asina’. Se llama ‘La Corrobra’ y se emite en Canal Extremadura Radio. Gracias a ello, por primera vez en Canal Extremadura, un podcast de radio fue el más compartido entre los contenidos audiovisuales; fue el día que contamos a través de la radio que el estremeñu había sido reconocido como lengua por el Consejo de Europa. Una ‘reconocencia i una enteración estórica’ que fue muy bien acogida a través de las redes sociales. Tres años después, también estamos en la Cadena Ser o en Onda Cero.

Pero no solo nuestra lengua, también conocida y mentada como castúo, se queda en los medios de comunicación. La música está convirtiéndose desde hace años en el mejor escaparate para dar voz a nuestros verbos. Ni qué decir tiene que los grupos de folklore son los primeros abanderados de su difusión, con canciones que en muchos casos tenemos tan asumidas que hasta hace poco no nos hemos parado a explicar con propiedad el sentido de sus letras, reduciéndolo en muchos casos al ámbito de lo local o lo comarcal.

Pero más allá del folklore nos encontramos grupos como ‘El Pelujáncanu’, que con su folk íntegramente en estremeñu ha conseguido llegar al Womad; los estribillos de Huecco en su canción ‘Abuelo’; la primera canción pop en estremeñu de Manuela Elena; el flamenco de cantaores consagrados como ‘El Chorrero’ o ‘El Perrete’; o el tecno del productor ‘Dellfuturo’ y la cantante Brígida con su tema ‘Asina’, por nombrar algunos.

Atrás quedan los discos de ‘Bucéfalo’ poniendo voz a los poemas de Chamizo, Gabriel y Galán o Javier Feijóo. O, llegando la Navidad, el más popular de nuestros villancicos, ‘Pastores de Estremaúra’, interpretada por ‘Ruiseñora’ con su estilo también futurista; o la inclusión del mismo en el espectáculo de luces y sonido de la Navidad en Mérida, junto a temas de Mariah Carey o Luis Miguel, es decir, poniendo al mismo nivel el estremeñu, el castellano y el inglés. De los últimos trabajos en llegar ha sido el del grupo ‘A Garulla’, con su tema ‘La simienti’.

En el cine, lentamente se van dando pasos en este mismo sentido. La película ‘Territoriu de bandolerus’, con Néstor del Barco como director, fue la encargada de romper el hielo con un relato y diálogos protagonizado por las gentes de Serradilla. También sentimos el estremeñu en los hurdanos de la película de animación ‘Buñuel en el Laberinto de las Tortugas’, o en el doblaje de fragmentos de la serie ‘Juego de Tronos’ que fueron todo un éxito en su momento. También ha sido un acierto el corto de Txutxi Rodríguez en el que recrea el poema ‘La nacencia’ de Luis Chamizo.

Y en el teatro han sido numerosas las incursiones del estremeñu, como la obra ‘Las peregrinas’ de la Botika Teatro, la compañía de ‘Las Albolargas’, o la producción de ‘Las brujas’, de La Burla Teatro.

Pero hay más motivos por los que está vivo y a pesar de todo pareciera una cultura ‘underground’ o una cultura casi clandestina debido al escaso o nulo apoyo de las instituciones públicas más importantes.

Mapa de lenguas autóctonas de Extremadura
Mapa de lenguas autóctonas de Extremadura

A estas alturas, tanto el estremeñu como el rayano, desde el oliventino hasta el firrereño o el cedillero, deberían al menos ser considerados y declarados como Bien de Interés Cultural, al igual que lo es la Fala desde hace 20 años. Y es que, en el I Día de las Lenguas, celebrado en Ceclavín, se dieron cita en torno a 40 escritores que escriben en su ‘lengua mairi’. Un dato que las administraciones no deberían pasar por alto. Todo ello sin contar con los autores y autoras que ya no están ‘entri nogu’; precisamente, la escritora homenajeada fue la ceclavinera Elisa Herrero Uceda.

Sin embargo, ‘ahilamus palantri con esta briega’ en la que cada vez ‘semus más lo que aconllegamus’. Los más mayores porque se emocionan al sentir ‘la habra’ que siempre sintieron ‘dendi chiqueninus’. Los más jóvenes porque ven en ello el hilo conductor de su pertenencia a la tierra en la que nacieron. Y los niños, los más pequeños, lo ven sin complejos, sin ningún planteamiento previo de menosprecio o menoscabo de su personalidad. Los más ‘nuevus’, cuando conocen que esto existe y que es algo suyo, simplemente lo reclaman y exigen ‘deprende-lu’. Incluso con más ímpetu que otros idiomas como el inglés o el francés. Por algo será.

Por algo es una lengua con futuro, porque ‘acontina viva endrentu de nusotrus mesmus, en ese miajón que llevamus los castúos por embaxu la corteza’.

ENTRADAS RELACIONADAS

#15AñosConectando El jueves 13 de junio de 2024 se entregará la décimo quinta edición de los Premios Grada, con su...
La sede institucional de Cajalmendralejo ha acogido la firma de la renovación del convenio de colaboración de la entidad con...
La llegada de Fundación CB al Casco Antiguo de Badajoz tenía como objetivo ofrecer un impulso al barrio, especialmente en...
El instituto San José de Badajoz ha acogido el acto de cierre de este curso del proyecto ‘Impulsa: creando oportunidades...
La Mutua Fraternidad-Muprespa ha entregado la décima edición de los premios Escolástico Zaldívar, dedicados a la promoción de la seguridad...
Alfonso Gallardo, planta siderometalúrgica que pertenece a CL Grupo Industrial, ha recibido una triple certificación por parte de Aenor, entidad...

LO MÁS LEÍDO