Logo revista Grada
Buscar

La iniciativa europea AIMSurv 2020 busca mosquitos invasores. Grada 148. Universidad de Extremadura

La iniciativa europea AIMSurv 2020 busca mosquitos invasores. Grada 148. Universidad de Extremadura
Ovitrampa colocada en Extremadura para la iniciativa AIMsurv. Foto: Cedida
Léeme en 4 minutos

Varios investigadores de la Universidad de Extremadura participan en la iniciativa europea AIMSurv 2020, que combina la vigilancia de campo convencional y el uso de la aplicación de ciencia ciudadana ‘Mosquito Alert’ para detectar mosquitos invasores, en el marco del proyecto internacional de cooperación europea en el campo de la investigación científica y técnica ‘AIM-COST Action’.

Eva María Frontera, Daniel Bravo, Martina Ferraguti y Sergio Magallanes son los investigadores que colaboran en este proyecto a través de la integración de la Universidad extremeña en la iniciativa AIM Surveillance 2020, participando en las labores de muestreo de campo y como entomólogos validadores en la aplicación ‘Mosquito Alert’.

Se trata de una participación muy importante para Extremadura, debido a la situación actual del mosquito invasor ‘Aedes Albopictus’ (mosquito tigre) en la región. Gracias a otro proyecto de investigación previo, financiado por la Junta de Extremadura y desarrollado por el personal de la Unidad de Parasitología de la Facultad de Veterinaria, los investigadores detectaron por primera vez el mosquito tigre en Extremadura en 2018, en concreto en Monesterio, Badajoz, Aldea del Cano y Almaraz, y de nuevo se detectó en 2019 en Navalmoral de la Mata y Monasterio.

Existen determinados mosquitos invasores, como algunos del género ‘Aedes’, que han ido colonizando muchos países europeos en los últimos años. Uno de los ejemplos más representativos es el mosquito tigre asiático. Si bien no son transmisores de la Covid-19, pueden transportar otros patógenos de enfermedades como el Zika, el Dengue y el Chikungunya, y pueden ser lo suficientemente abundantes para causar molestias a la población.

Todos los AIM (siglas en inglés de ‘Aedes Invasive Mosquitoes’), pueden reproducirse en pequeños contenedores de agua, como neumáticos usados, frascos, maceteros, recipientes… y sus huevos pueden transportarse fácilmente dentro de dicho contenedor de un lugar a otro del mundo. Los adultos también pueden ser trasladados por automóviles, camiones, barcos, etc., por lo que pueden introducirse en Europa a través del tráfico de pasajeros y, una vez establecidos, pueden propagar patógenos desde un país endémico a otro que no lo es.

Por este motivo, con el fin de controlarlos mejor y preparar a la sociedad ante la introducción de esas enfermedades, es crucial conocer los lugares donde están asentados estos mosquitos y saber qué colonias y poblaciones existen en cada zona.

Este es el enfoque del proyecto de cooperación europea en el campo de la investigación científica y técnica ‘AIM-COST Action’, que cuenta con financiación de la Unión Europea y que tiene como objetivo fortalecer la colaboración entre personal académico, profesionales de la salud pública, científicos y ciudadanos europeos y de países vecinos para monitorear y controlar estos mosquitos. Este pasado verano ‘AIM-COST Action’ ha movilizado a 46 instituciones de 27 países de Europa para implementar la primera vigilancia paneuropea simultánea de estos mosquitos.

Vigilancia transfronteriza
La vigilancia convencional utiliza tanto trampas de oviposición, contando los huevos puestos por las hembras en ellas, como trampas para adultos tipo BG-Sentinel. Las trampas deben ser monitorizadas semanalmente en un mínimo de tres localizaciones diferentes hasta el final de la temporada de actividad de los insectos, en octubre.

Además de la actividad de muestreo los investigadores también están utilizando la herramienta Vecmap (Avia-GIS), que permite recopilar y cargar datos colectivos directamente desde el campo para su análisis a través de diferentes modelos informáticos.

Finalmente, los ciudadanos también pueden participar en este proyecto a través de la aplicación ‘Mosquito Alert’ para informar sobre la presencia de un AIM enviando una foto. Tienen acceso a esta aplicación más de 50 expertos entomólogos, que analizarán las imágenes y determinar si se trata de un AIM. La aplicación también se puede utilizar para informar sobre posibles sitios de reproducción, así como de picaduras recibidas. ‘Mosquito Alert’ ha recibido más de 19.000 fotos desde su creación en 2015.

En España la aplicación ha permitido a los expertos monitorear la expansión del mosquito tigre, y también han descubierto nuevas especies invasoras, como el ‘Aedes Japonicus’, localizado gracias a una foto enviada por un ciudadano en Asturias. En cinco años esta aplicación ha demostrado científicamente que la colaboración ciudadana es útil y confiable para estudiar mosquitos invasores y que se produce una asociación efectiva entre administraciones, investigadores y ciudadanos.

La aplicación se ha actualizado para ser utilizada a nivel paneuropeo y se está traduciendo al idioma de los países que forman parte del proyecto ‘AIM-COST Action’. Así, cualquier ciudadano europeo o de países vecinos podrá reportar observaciones de especies invasivas de ‘Aedes’ incluidas en AIMSurv. ‘Mosquito Alert’ se puede descargar gratuitamente en Google Play y otras plataformas de aplicaciones.

AIMSurv 2020
Esta iniciativa europea pretende que la vigilancia coordinada a nivel internacional proporcione información relevante sobre la presencia de AIM en los diferentes países, y sobre los períodos de mayor abundancia de poblaciones AIM en diferentes regiones de Europa y la cuenca mediterránea, para una lucha estratégica más eficaz frente a estos mosquitos invasores.

El proyecto está coordinado por Miguel Ángel Miranda, de la Universidad de las Islas Baleares; Dusan Petrić, de la Facultad de Agricultura de Novi Sad, en Serbia; y Francis Schaffner, de la FSConsultancy, en Suiza). La vigilancia de la aplicación ‘Mosquito Alert’ está coordinada por Frederic Bartumeus, del Centro de Estudios Avanzados de Blanes. Finalmente, la coordinación del proyecto AIM-COST está a cargo de Alessandra della Torre, de la Universidad de Sapienza, en Italia.

ENTRADAS RELACIONADAS

Banca Pueyo ha inaugurado una oficina en Tomares, con el objetivo de afianzar su presencia en la provincia de Sevilla....
Varios miembros del Club Senior de Extremadura colaboran con el programa de la Universidad de Extremadura ‘Mentoring UEX’, cuyo objetivo...
La Institución Ferial de Extremadura Feval ha acogido la trigésimo sexta edición de Agroexpo, que ha venido marcada por la...
La Fundación Caja Extremadura ha entregado los premios de la tercera edición del Programa Sámara Emprende a las empresas extremeñas...
La Asociación Extremeña de la Empresa Familiar afronta 2024 con los objetivos de “seguir creciendo y continuar defendiendo y poniendo...
Las principales organizaciones y entidades del sector ganadero de la región han celebrado su encuentro anual, auspiciado por Caja Rural...

LO MÁS LEÍDO