Logo revista Grada
Buscar

Un estudio de la Universidad de Extremadura analiza los efectos del cambio climático sobre el cultivo de la vid. Grada 174

Un estudio de la Universidad de Extremadura analiza los efectos del cambio climático sobre el cultivo de la vid. Grada 174
Foto: Cedida
Léeme en 2 minutos

Científicos de la Universidad de Extremadura han estudiado las consecuencias del cambio climático en la región con respecto al cultivo de la vid. Los escenarios previstos permitirán desarrollar técnicas que posibiliten la adaptación y supervivencia de este tipo de cultivo a las altas temperaturas y a la sequía.

Las condiciones atmosféricas son esenciales para el buen desarrollo de los cultivos, y el cambio climático está alterando estas condiciones en todo el mundo, por lo que es muy importante desarrollar técnicas que permitan la supervivencia de los cultivos.

Los investigadores han contemplado dos posibles escenarios para la viticultura en Extremadura en un futuro próximo. Uno de los modelos es optimista, contemplando que el aumento de las temperaturas y las escasas precipitaciones no sea extremo; un segundo modelo pesimista prevé que para finales de este siglo sea muy difícil continuar con el cultivo de la vid en la región.

Las consecuencias del cambio climático son imparables, y Extremadura las está sufriendo con etapas de calor intenso y, por otro lado, con periodos de sequía y fases de precipitaciones intensas. “Hemos propuesto una serie de medidas adaptativas que deberían comenzar a desarrollarse en breve”, explica el investigador principal del proyecto, Francisco Jesús Moral García. “Hemos investigado sobre el cultivo de la vid por su importancia económica y social en nuestra comunidad. No obstante, estas medidas se podrían adaptar para utilizarlas en otros tipos de cultivos”, añade.

Una de las medidas propuestas es la mejora genética para la obtención de variedades que se adapten a las nuevas condiciones climatológicas. Otra opción es cultivar la vid en zonas más elevadas, donde las temperaturas no sean tan altas. Utilizar técnicas de no laboreo; realizar tratamientos con cal, que reduzcan las temperaturas y el estrés de la planta; o usar técnicas de cultivo que permitan la existencia de una cubierta permanente o semipermanente en el suelo, para mejorar sus características, son algunas de las técnicas que se podrían emplear para mantener la viticultura en Extremadura.

El siguiente paso es aplicar este estudio a otros cultivos estratégicos para la región. Además, se ha planteado investigar la posibilidad de traer cultivos semitropicales, debido a que serán más adecuados para las futuras condiciones climatológicas que tendrá Extremadura.

Referencia bibliográfica: Moral, F.J.; Aguirado, C.; Alberdi, V.; García-Martín, A.; Paniagua, L.L.; Rebollo, F.J. ‘Future scenarios for viticultural suitability under conditions of global climate change in Extremadura, Southwestern Spain’. Agriculture 2022, 12, 1865. https://doi.org/10.3390/agriculture12111865

ENTRADAS RELACIONADAS

Banca Pueyo ha inaugurado una oficina en Tomares, con el objetivo de afianzar su presencia en la provincia de Sevilla....
Varios miembros del Club Senior de Extremadura colaboran con el programa de la Universidad de Extremadura ‘Mentoring UEX’, cuyo objetivo...
La Institución Ferial de Extremadura Feval ha acogido la trigésimo sexta edición de Agroexpo, que ha venido marcada por la...
La Fundación Caja Extremadura ha entregado los premios de la tercera edición del Programa Sámara Emprende a las empresas extremeñas...
La Asociación Extremeña de la Empresa Familiar afronta 2024 con los objetivos de “seguir creciendo y continuar defendiendo y poniendo...
Las principales organizaciones y entidades del sector ganadero de la región han celebrado su encuentro anual, auspiciado por Caja Rural...

LO MÁS LEÍDO