Logo revista Grada
Buscar

El Hospital de Don Benito-Villanueva recibe una inversión de más de 1,5 millones de euros. Grada 155. Sepad

El Hospital de Don Benito-Villanueva recibe una inversión de más de 1,5 millones de euros. Grada 155. Sepad
Foto: Junta de Extremadura
Léeme en 5 minutos

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha presentado la inversión de casi 1.540.000 euros que ha realizado la Junta de Extremadura en el Hospital de Don Benito-Villanueva de la Serena. “Un paquete de inversiones que viene a dar respuesta a una necesidad en las urgencias hospitalarias, porque si algo hemos aprendido con la pandemia de la Covid-19 es que necesitamos mayor dotación en infraestructuras, también en profesionales, con todo lo que tiene que ver con cuidados intensivos”, ha declarado.

Le han acompañado en la presentación el director gerente del SES, Ceciliano Franco; el director general de Asistencia Sanitaria, Vicente Alonso; y el gerente del Área de Salud Don Benito-Villanueva de la Serena, Javier Valadés.

Con esta inversión, el Servicio Extremeño de Salud ha mejorado las técnicas de diagnóstico por imagen, a través de lo que se conoce como Resonancia Magnética Nuclear, lo que sitúa a este hospital a la vanguardia de estas técnicas de diagnóstico, puesto que es la primera resonancia que se instala en la península, ya que solo existe una más en España, concretamente en un hospital de Canarias.

“Con esta resonancia se gana en resolución de las imágenes, lo que permite que el servicio sea de referencia en cuanto a Resonancia Magnética Nuclear Cardíaca, pues es de los pocos centros del país donde se realiza”, ha explicado.

También ha agradecido a los profesionales del Servicio de Radiología la implicación mostrada durante el montaje de este aparato, así como el trabajo que están realizando “para acostumbrarse al mismo y que le vayan sacando partido”.

La segunda partida de la inversión se ha destinado a poner en marcha una Unidad de Cuidados Críticos Quirúrgicos, una vez que durante los meses más complicados de la pandemia ha sido necesario utilizar camas que no estaban contempladas como camas UCI. Esta unidad atenderá a los pacientes que son intervenidos quirúrgicamente y que, por esa intervención o por su situación clínica previa, necesitan una atención más intensa en sus cuidados postquirúrgicos.

La tercera partida se ha destinado a la mejora del Servicio de Urgencias, para dotarlo de un doble circuito completo de urgencias hospitalarias. En este caso consiste en una unidad de 300 metros cuadrados con tres consultas, con una de observación de cinco camas monitorizadas, con dos salas con sillones que permiten la permanencia de los pacientes mientras se les realizan las pruebas. La unidad, que también dispone de una sala de espera y recepción, tiene capacidad para nueve profesionales, “dos médicos, dos enfermeras, dos técnicos de cuidados auxiliares de enfermería, dos celadores y un administrativo”, ha explicado.

El Hospital de Don Benito-Villanueva libera quirófanos gracias a la nueva sala de Telemando
El Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Don Benito-Villanueva ha empezado a realizar las técnicas de implantología vascular e intervencionismo para el dolor en su nueva sala de Telemando, lo que permitirá dejar disponibles para intervenciones quirúrgicas los quirófanos utilizados hasta ahora para estos procedimientos.

El Hospital de Don Benito-Villanueva libera quirófanos gracias a la nueva sala de Telemando. Foto: Junta de Extremadura
El Hospital de Don Benito-Villanueva libera quirófanos gracias a la nueva sala de Telemando. Foto: Junta de Extremadura

Las técnicas de implantología vascular, que incluyen colocación de reservorios y catéteres de distintos tipos para facilitar la aplicación de tratamientos a los pacientes oncológicos, se realizan ahora en un espacio del Servicio de Radiodiagnóstico del hospital que fue remodelado el pasado año.

La nueva sala, equipada con la última tecnología en Radiología, también se ha empezado a utilizar para los procedimientos de intervencionismo en dolor, unas técnicas que usan imágenes en tiempo real para llegar con exactitud al ‘punto diana’ que produce el dolor, y aplicar el tratamiento sin exploración quirúrgica y de manera mínimamente invasiva.

El traslado de ambas técnicas a esta instalación, que cuenta también con los ecógrafos del Servicio de Anestesiología, dotados con un software único en Extremadura que mejora la localización del objetivo de infiltración e incrementa la seguridad de los procedimientos, contribuirá a reducir la lista de espera quirúrgica del área de salud.

La sala de Telemando también se utiliza para el tratamiento del dolor mediante la aplicación de ozono, una técnica que solo se utiliza en este hospital en toda Extremadura.

El Hospital Universitario de Badajoz pone a prueba en España un nuevo marcapasos sin cables
El Hospital Universitario de Badajoz ha empezado a utilizar una nueva generación de marcapasos que funcionan sin cables, lo que podría reducir el número de incidentes adversos en los pacientes.

El Hospital Universitario de Badajoz pone a prueba en España un nuevo marcapasos sin cables. Foto: Junta de Extremadura
El Hospital Universitario de Badajoz pone a prueba en España un nuevo marcapasos sin cables. Foto: Junta de Extremadura

Este centro hospitalario es el único de España que participa en un estudio, aprobado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y previo a la concesión de la marca CE de Conformidad Europea, para la distribución comercial de este dispositivo, junto a otros de Francia, Italia, Alemania, Holanda, República Checa, Australia, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos.

Los profesionales de la Unidad de Arritmias y Estimulación Cardíaca del Servicio de Cardiología, que implantaron los dos primeros marcapasos de este tipo a finales de febrero, tienen previsto utilizarlo en una veintena de 20 pacientes, la cifra asignada a cada hospital.

Los marcapasos convencionales se alojan debajo de la piel, normalmente a la altura de los pectorales, y se conectan con las cavidades cardíacas a través de uno o más cables. En cambio, estos nuevos dispositivos de estimulación se alojan directamente en el ventrículo derecho mediante una punción en la vena femoral, lo que hace innecesaria la utilización de cables. El generador que le aporta la energía necesaria tiene una duración estimada en unos 25 años, similar a la de los marcapasos con cables.

Según los facultativos del hospital pacense responsables del estudio, Joaquín Fernández de la Concha y Juan José García Guerrero, estos marcapasos podrían reducir notablemente el número de infecciones y otros incidentes adversos causados por los cables, que pueden alcanzar hasta al 15% de los casos y siempre requieren una nueva intervención quirúrgica para resolverlos.

Los hospitales participantes en el estudio han sido seleccionados directamente por la empresa fabricante, una multinacional de productos sanitarios; “que nos hayan seleccionado para el desarrollo de un producto de alta tecnología como este habla muy bien del prestigio que tiene nuestro hospital en el campo de la estimulación cardíaca”, en opinión de los facultativos.

ENTRADAS RELACIONADAS

En respuesta a una demanda del movimiento asociativo de la discapacidad en España, que se venía prolongando durante casi dos...
La consejera de Salud y Servicios Sociales, Sara García Espada, ha presentado el balance anual del programa de donación y...
Un acuerdo entre la Consejería de Educación, Ciencia y Formación Profesional y la Consejería de Salud y Servicios Sociales de...
El Hospital de Zafra ha reanudado las operaciones de cirugía de cataratas, que se habían suspendido hace casi cuatro años...
La Fundación Primera Fila va a recibir durante 2024 el apoyo financiero de Ibercaja Gestión e Ibercaja Pensión, a través...
El Comité español de representantes de personas con discapacidad (Cermi), ha concedido el Premio cermi.es 2023 en la categoría de...

LO MÁS LEÍDO