Logo revista Grada
Buscar

El tope del gas en la factura eléctrica. Grada 170. Roberto Serrano

El tope del gas en la factura eléctrica. Grada 170. Roberto Serrano
Foto: Unsplash. Kwon Junho
Léeme en 2 minutos

El sistema de precios del mercado mayorista de electricidad hace que el precio del último kWh necesario para casar oferta y demanda decide el precio del 100% de la energía. De esta forma, cuando hay que recurrir a una tecnología de alto coste, como el gas, el impacto se traslada a toda la energía negociada para esa hora.

Para evitar el encarecimiento que este sistema provoca, el Real Decreto Ley 10/2022 ha impuesto un tope de 40 euros/MWh al precio del gas que se utiliza en la generación eléctrica. A partir del sexto mes, el precio se irá elevando de 5 en 5 euros hasta los 70 euros MWh. Las plantas que generan electricidad con gas reciben una compensación por la diferencia entre el coste real y el coste topado que utilizan para hacer sus ofertas.

Según la normativa, el coste de la compensación se reparte entre todos los usuarios del mercado eléctrico, menos en los contratos con un precio fijo que sean anteriores al 26 de abril de 2022, pues al tener un precio fijo tampoco se verían beneficiados por la potencial bajada de precios que debe producir esta medida en el mercado mayorista.

Dicho de otro modo, para quien tenga una tarifa indexada (como el PVPC), o un contrato con precio fijo que se renovó con posterioridad al 26 de abril, el precio que paga incluye ya el coste de esta compensación.

Para los clientes con la tarifa regulada PVPC, el precio final que ofrece Red Eléctrica para el kWh incluye ya este coste desde el 15 de junio, cuando entró en vigor la medida. Por tanto, el coste del tope del gas no se aprecia en las facturas, ya que está integrado en el concepto ‘Coste de la energía’.

En el mercado libre, las comercializadoras podían arriesgar y estimar el coste de esta compensación para incorporarla en sus tarifas de precio fijo como un coste más. Así el consumidor solo tendría que fijarse en el precio del kWh para comparar ofertas. Sin embargo, de momento todas las compañías han optado por incorporarla de forma separada. Así, ofrecen y publicitan sus tarifas como siempre y luego indican, con letra pequeña y en zonas no siempre visibles, que a esos precios se añade el coste de topar el precio del gas.

En la práctica, dejan de existir los precios fijos, pues mientras dure esta medida tendrán un componente indexado variable, cuyo precio cambiará en función de la hora a la que consumamos, cuánto gas se haya utilizado para generar electricidad y su precio.

Todos los contratos con una comercializadora libre firmados o renovados a partir del 26 de abril incorporarán este nuevo concepto en sus facturas, cuyo importe en estos primeros meses está siendo muy elevado.

ENTRADAS RELACIONADAS

Banca Pueyo ha inaugurado una oficina en Tomares, con el objetivo de afianzar su presencia en la provincia de Sevilla....
Varios miembros del Club Senior de Extremadura colaboran con el programa de la Universidad de Extremadura ‘Mentoring UEX’, cuyo objetivo...
La Institución Ferial de Extremadura Feval ha acogido la trigésimo sexta edición de Agroexpo, que ha venido marcada por la...
La Fundación Caja Extremadura ha entregado los premios de la tercera edición del Programa Sámara Emprende a las empresas extremeñas...
La Asociación Extremeña de la Empresa Familiar afronta 2024 con los objetivos de “seguir creciendo y continuar defendiendo y poniendo...
Las principales organizaciones y entidades del sector ganadero de la región han celebrado su encuentro anual, auspiciado por Caja Rural...

LO MÁS LEÍDO