Logo revista Grada
Buscar

Genealogía CXXVII

Genealogía CXXVII
Léeme en 4 minutos

Seguimos con los Ovando cacereños, y especialmente con los que se iban a establecer en Cuba, citando a don Joaquín María de Ovando Calderón Sotomayor y Ribera, nacido el 10 de septiembre de 1741 y bautizado el 17 del mismo mes en San Mateo de Cáceres; fallecerá el 26 de diciembre de 1811 en Madrid. Aprovechando su estancia en Jerez de la Frontera, cuando su padre era el corregidor, casó en la parroquia de San Lucas el 3 de agosto de 1763 con doña Elvira Adorno y Spinola, nacida en Jerez el 16 de agosto de 1742 y bautizada en San Lucas el 17, y enterrada el 25 de marzo de 1805 en San Luis de Madrid. Doña Elvira era la segunda hija de don Agustín Adorno de Guzmán, II Conde de Montegil, señor de la Romanina Alta y Cuartillos de Plata y maestrante de Sevilla, y de su prima hermana doña Juana López-Spinola y Adorno.

Doña Elvira y don Joaquín fueron padres, entre otros, de don José María de Ovando y Adorno, que nació el 27 de junio de 1774 en Cáceres y fue bautizado al día siguiente en la parroquia de San Mateo; casó el 4 de junio de 1800 en la Catedral de La Habana, en Cuba, con doña Manuela de Coímbra y Granados, bautizada en el Santo Cristo del Buen Viaje de dicha ciudad el 13 de enero de 1773; era hija del licenciado don Manuel de Coímbra y Guzmán de Santoyo, abogado de los Reales Consejos entre otros cargos, y de doña María Jesús Granados.

Don José María y doña Manuela fueron padres de tres hijos, entre ellos don Manuel Benigno de Ovando y Coímbra, bautizado el 22 de febrero de 1804 en el Sagrario de la Catedral de La Habana, que casó el 26 de febrero de 1822 con doña Tomasa Duarte y Enríquez, que murió en La Habana el 1 de julio de 1860; era hija de don Carlos Duarte y Zenea, teniente coronel de Caballería, y de doña María Rita Enríquez y Rondón. Don Manuel Benigno llegó a ser capitán general de Cuba; se retiró en 1841, falleciendo al año siguiente.

Don Manuel Benigno y doña Tomasa fueron padres de siete hijos, entre los cuales estaba doña Adela de Ovando y Duarte, que casó con don Pedro Armenteros el 12 de septiembre de 1853 en la parroquia de Monserrate, en La Habana; era hijo de don Jacinto Armenteros y Pomares y de doña Loreto del Castillo y Gama.

Doña Adela y don Pedro fueron padres de siete hijos, entre ellos don Ricardo Armenteros y Ovando, que nació en Calabazal, localidad de la provincia de La Habana, el 8 de septiembre de 1858; bautizado el 18 de diciembre de ese año en la parroquia de Guadalupe, fallecería el 3 de diciembre de 1910 en Madrid.

Don Ricardo casó dos veces; la primera, el 22 de diciembre de 1883 en la catedral de La Habana, con doña María de los Desamparados de Peñalver y Cárdenas, V Marquesa de Peñalver, nacida en La Habana el 13 de enero de 1864 y bautizada el 15 de ese mes en el Sagrario de su catedral, falleciendo el 17 de julio de 1887; era hija de don Sebastián de Peñalver y Peñalver y doña María Josefa de Cárdenas y Peñalver, hija de los cuatro marqueses de Cárdenas de Monterhermoso, naturales de La Habana. De ese matrimonio nacieron dos hijos, entre ellos doña María Josefa de Armenteros y Peñalver, V Marquesa de Casa Peñalver y VI Marquesa de Cárdenas de Montehermoso, que nació el 31 de diciembre de 1884 y fallecerá el 25 de mayo de 1970 en Madrid. Ella casó en Madrid el 14 de febrero de 1908 con José Romero de Juseu y Lerroux, abogado natural de Cabra (Córdoba) el 13 de octubre de 1885, y que fallecerá en Madrid el 19 de diciembre de 1966; era hijo de don Julio Romero de Juseu, natural de Barbastro (Huesca) y de doña Juliana Lerroux y Ballesteros, natural de Madrid.

Don José y doña María Josefa tuvieron tres hijos, entre ellos doña Esther María Romero de Juseu y Armenteros, VI Marquesa de Casa Peñalver y de Campo Florido, nacida en Barcelona el 30 de noviembre de 1914 y que fallecerá en Madrid el 14 de diciembre de 1966; en esa misma cuidad había casado el 7 de noviembre de 1946 con don Ernesto Koplowitz Sternberg, nacido en Gleinvitz (Silesia, Alemania), quien había nacido el 6 de septiembre de 1908 y fallecerá tras la caída de un caballo el 6 de mayo de 1962 en Madrid; era hijo de herr Guillermo Koplowitz Tichauer y de frau Claire Sternberg Rittz, naturales de Silesia.

Fueron padres doña Esther y don Ernesto de tres hijos, entre ellas Esther y María Alicia, a su vez casadas en primeras nupcias con los llamados ‘Albertos’; eran propietarias de Fomento de Construcciones y Contratas, FCC, empresa que, por ejemplo, gestiona el servicio de limpieza de Badajoz.

Fuente:
– Mayoralgo y Lodo, José Miguel de. ‘La Casa de Ovando. Estudio histórico genealógico’. Cáceres, 1991, Real Academia de Extremadura.

ENTRADAS RELACIONADAS

Hace mucho de la primera parte de esta miniserie de ‘palabrería útil’, pero es un apartado que merece más atención...
Más de 100.000 personas están presas en sus casas por no poder salir. Lo afirma el Comité español de representantes...
Continúo el artículo del número anterior con otras bibliotecas dedicadas a la Historia, el Arte y la Literatura. Comenzaré con...
Colaboración de Jairo Jiménez con una nueva viñeta de temática social para la revista Grada 189, de mayo de 2024....
Estoy prácticamente segura de que si preguntara qué porcentaje de empresas por tamaño hay en España las respuestas estarían bastante...
Esta impresionante escultura de un león herido, realizada en una gran pared de piedra, es otro de los grandes reclamos...

LO MÁS LEÍDO