Logo revista Grada
Buscar

José Galindo, el valor de una trayectoria

José Galindo, el valor de una trayectoria
Léeme en 4 minutos

Anuncia Maján

Siempre es un placer reconocer el trabajo bien hecho. Todos los equipos merecen un buen responsable, y en este caso el colectivo de trabajadores y usuarios de Aspace Badajoz tienen al frente a una persona que ha demostrado que todo empeño es poco para conseguir lo que es justo y necesario. Hablamos con su presidente, José Galindo Ardila.

Se considera “un hombre normal, casado, padre de tres hijas, una de las cuales tiene discapacidad: Carmen. La discapacidad llegó a nuestra familia hace 30 años. Decidimos que era algo que nos iba a acompañar toda la vida y yo quería escribir el libro de mi hija”.

Su amplia disponibilidad de tiempo le ayudó, pero Mayte, su mujer y madre de Carmen, participa de muchas formas: “activamente y respaldándome en las muchas ausencias que tuve en mi casa. Mayte es un importante activo”.

Carmen sufrió una fiebre alta siendo muy pequeña; “desde ese momento empezamos a buscar recursos para ella. Encontré Aspace Badajoz a través de unos amigos y a partir de ahí muchas cosas: atención especializada, familias con igual problemática y forma de hablar y entendernos, etc. Aspace supuso para nosotros una tabla de salvación”.

José Galindo no habla de logros: “Soy una persona a la que le gusta trabajar en equipo. ¿Logros conseguidos? Hoy, Aspace Badajoz es una entidad consolidada, respetada por organismos públicos y privados, y que da atención integral y especializada a nuestros usuarios. ¿El mayor logro? La sonrisa de nuestros niños”.

Sobre objetivos, recuerda que “siempre hay muchos, nunca cerramos, las entidades de la discapacidad llevamos más de 40 años buscando soluciones. Ahora con el problema de la falta de plazas residenciales: tenemos una iniciativa con Fundación CB, además del proyecto de uso de tres chalés que nos han cedido en Badajoz; tenemos que redactar el proyecto de adecuación y conseguir fondos. No hay plazas residenciales en la ciudad; las viviendas necesitan amplias reformas, aprovecho para solicitar colaboración a entidades y empresas que nos puedan ayudar. Otra de las cuestiones en las que estamos trabajando las entidades con la Junta de Extremadura es la planificación; hay que conocer el mundo de la discapacidad, la incidencia de las diferentes discapacidades, la dispersión de las personas con discapacidad por Extremadura, la ruralidad, el hecho de ser mujer… y en base a todo esto y más parámetros hay que planificar. Porque ayer tuvimos plazas residenciales y hoy no las tenemos, y crear plazas residenciales puede llevar varios años; mientras tanto ¿Qué hacemos? Porque puede ocurrir que personas que tengan un centro de día en Badajoz y no tengan plaza residencial aquí sean derivadas a otro punto de Extremadura, con el desarraigo consecuente de familia, amigos, entorno… Son situaciones fácilmente evitables. Máxime cuando hablamos de la ciudad más populosa de Extremadura”.

También nos habla de la relación con el nuevo gobierno regional: “tenemos que llevarnos bien y trabajar juntamente con todos los políticos. Las entidades de la discapacidad hacemos una labor subsidiaria de las administraciones, por lo cual estamos obligados a entendernos”.

La principal demanda a los nuevos responsables de atención a la discapacidad en la Junta de Extremadura es la solución habitacional. “Una vez conformado el gobierno regional nos reuniremos con ellos para transmitirles las necesidades. ¿Otras cuestiones para trabajar de ahora en adelante? Son muchas, como la adecuación del Madex (el Marco de atención a la discapacidad en Extremadura), la estabilidad económica, que los servicios sean pagados adecuadamente… Queremos estabilidad y solo tener que dedicar nuestro tiempo a lo importante, la atención a las personas con discapacidad”, añade.

En la aceptación social de las personas con discapacidad sí ve avances, “aunque quizá no todo lo debido”. “A mi hija hace 30 años al salir a la calle se la miraba de forma extraña. La mirada ha cambiado para todas las personas con discapacidad. Hay que trabajar con los más pequeños en la inclusión, la igualdad, todos los parámetros que marcan la diferencia. Todos somos diferentes, aunque iguales en derechos”, remarca.

José Galindo recibirá próximamente el Premio Solidario ONCE Extremadura a su trayectoria: “Un buen día me comunicaron que era aspirante a un galardón. Me hizo una especial ilusión ya simplemente el hecho de estar ahí. Cuando me confirmaron que había sido galardonado fue una inmensa alegría, que comparto con todo el grupo que tengo a mi alrededor”.

Felicitamos a José Galindo y a su equipo por el galardón, deseándoles fuerza y ánimo con su tarea. En Grada seguiremos dando difusión a sus actuaciones.

ENTRADAS RELACIONADAS

Diego García de Paredes, conocido como ‘El Sansón de Extremadura’, nació en Trujillo el 30 de marzo de 1468, siendo...
En un restaurante cada comensal es diferente, la carta se amolda a eso, los platos se adaptan a los gustos,...
Hay lutos post mortem y lutos en vida. El primero ha desaparecido de nuestras vidas. Vivimos, y sufrimos, mucho más...
Vamos con la tercera entrega de mis ‘Otras Bibliotecas’, la dedicada al Arte. Corría el año 1958, cuando la Torre...
Los Juegos extremeños del deporte especial (Jedes) han concluido su cuadragésima edición con su tradicional convivencia final, que este año...
El centro residencial ‘El Valle’, de la localidad pacense de Montijo, ha recibido la Acreditación de Oro como establecimiento libre...

LO MÁS LEÍDO