Logo revista Grada
Buscar

Tiempos duros. Grada 155. Alberto Astorga

Tiempos duros. Grada 155. Alberto Astorga
Cedida
Léeme en 3 minutos

Desde hace más de un año nuestra vida ha cambiado. No hablamos más que de la pandemia, del virus, de la vacunación, de los contagios, de los fallecidos, de qué país o región vacuna más rápido, de las idioteces del tal Simón, de apedrear públicamente a quien ‘se salta’ la cola. El virus de cada día que, como la marmota de la película, se repite día tras día sin que veamos un final.

No hay otra noticia en los informativos, ni conversación en la calle, ni comentario en las redes sociales, en las emisoras de radio o de los tertulianos de todo pensar que no nos sitúe y mantenga en esa bóveda hermética e infernal en que se ha convertido la pandemia, el virus y todas sus variantes de denominación.

Un año después de que nuestras autoridades sanitarias (permítanme que me ría) decretaran el estado de Alarma en todo el país y nos encerraran en nuestros domicilios ya no somos los mismos.

En mi experiencia personal, mi madre, por ejemplo, acostumbrada a salir cada día con sus amigas, a pasear, a ir a tomar el café, jugar la partida, ir a misa y mantener sus tertulias y su vida habitual, cuatro meses encerrada provocaron que perdiera su forma física. Ni siquiera los paseos por su pasillo permitieron que conservara su ritmo.

Trasladó también sus tertulias al rellano de la escalera, en el que, junto a otras vecinas, abrían sus puertas para poder mantener algún tipo de mínima relación social que pudiera ser considerada como tal. Cuando pudo salir todo había cambiado. Carecía de fuerza física para desplazarse más allá de 200 metros sin agotarse. No podía respirar tras la mascarilla que se le imponía. No permitían tampoco que pudiera estar en reuniones de más de cuatro personas. Todo había cambiado. Le cambió la vida.

Y, efectivamente, todo ha cambiado.

En un reciente viaje justificado (todo hay que decirlo, sobre todo para evitar esa impresentable delación de unos contra otros que se va instalando entre nosotros) iba preocupado por si algún control me paraba, me preguntaba y valoraba la justificación como le saliera del moño. Me preocupaba también por que las respuestas, en caso de tener que hacerlas, fueran ‘las correctas’ y no levantaran suspicacias, sospechas o dudas a la autoridad, pues todos sabemos que en tales casos se está a lo que ‘cada uno’ pueda entender y valorar.

Seguramente me hago, como ustedes, muchas preguntas, pues recibo un sinnúmero de datos de forma constante de todo lo que sucede, tanto sobre el mundo como sobre ese microcosmos de aldeas que son las comunidades autónomas.

Desconozco de qué va todo esto, pero las dudas me asaltan en lo que me afecta. Y eso me genera ansiedad, preocupación y mucha angustia. ¿Qué hay detrás, si hay algo, de todo esto? ¿Por qué ese empeño en vacunarnos a todos? ¿Por qué tan lento?

Mi experiencia en la vida me dice que mire a quién se benéfica de las circunstancias para ver quién está detrás de las desgracias ajenas. Lo viví personalmente hace poco y me dio respuestas. Y me pregunto ahora ¿quién y qué gana? No hay respuestas ciertas.

Me decía un buen amigo que para evitar mi estrés emocional hiciera deporte. Le voy a hacer caso. Hoy mismo me calzo las zapatillas y salgo a correr. Me despejaré de toda esta marea de dudas, de intrigas, de informaciones y desinformaciones. Porque entiendo que lo verdaderamente importante es encontrarnos bien con nosotros mismos, aunque para ello tengamos que apagar la tele.

Como decía mi madre, “en momentos de dificultad, la familia es lo único que queda”. Y tenía razón. Como siempre.

ENTRADAS RELACIONADAS

Anuncia Maján Es este el mes de la definitiva apertura a la vida, al disfrute y la diversidad. Extremadura ha...
La Fundación Caja Extremadura y la Fundación Botín colaboran para mejorar la profesionalización de las entidades sociales de la región...
El Ayuntamiento de Cáceres está llevando a cabo obras de accesibilidad en la Ronda del Carmen y la calle Arturo...
El Ayuntamiento de Mérida ha renovado su convenio de colaboración con la Plataforma del Voluntariado de Mérida, que ha supuesto...
La Plataforma del Tercer Sector vuelve a promover que se marque la ‘X Solidaria’ en la Declaración de la Renta,...
Cocemfe Cáceres ha planteado al Ayuntamiento de Cáceres la creación de un bonotaxi para las personas con movilidad reducida, a...

LO MÁS LEÍDO