Logo revista Grada
Buscar

Un convenio entre el SES y Caja Rural de Extremadura dota de una unidad de terapia robótica al Hospital Universitario de Badajoz. Grada 169. Sepad

Un convenio entre el SES y Caja Rural de Extremadura dota de una unidad de terapia robótica al Hospital Universitario de Badajoz. Grada 169. Sepad
Foto: Junta de Extremadura
Léeme en 5 minutos

Caja Rural de Extremadura ha donado una unidad de terapia robótica completa al Complejo Hospitalario Universitario de Badajoz, que permitirá que los más de 600 pacientes extremeños que cada año realizan terapia por lesiones o enfermedades neurológicas puedan beneficiarse de la tecnología más avanzada para su rehabilitación.

El convenio fue firmado por el director gerente del SES, Ceciliano Franco, y el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo.

Esta donación ha permitido renovar el equipamiento con el que cuenta el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Perpetuo Socorro. La nueva unidad está dotada de seis dispositivos de última generación, adaptados a pacientes de todos los tramos de edad y equipados con sistemas de asistencia robótica y sensores, de modo que se facilita la realización de una terapia interactiva y motivadora para los pacientes.

Además, el nuevo equipamiento abarca una rehabilitación integral, que incluye tanto los miembros superiores e inferiores como el equilibrio y la marcha, y permite que varios pacientes puedan realizar distintas terapias de forma simultánea.

La inversión de Caja Rural de Extremadura, que asciende a 320.000 euros, es “el mayor proyecto desarrollado hasta ahora por la entidad a través de su Fondo de Educación y Promoción, tanto por su volumen, como por los beneficios que supondrá para todos aquellos pacientes neurológicos de la comunidad que necesiten realizar terapia de rehabilitación”, ha señalado Urbano Caballo.

Por su parte, Ceciliano Franco ha resaltado que este proyecto ha supuesto “un acicate para los profesionales, que son muy entusiastas con todas estas novedades, y para la administración, por la necesidad de valorar algo que nos puede poner en una situación de ventaja para el futuro”.

La unidad ha sido inaugurada por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y el consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles.

También asistieron al acto el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo; su director general, Juan Palacios; el alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera; y el propio Ceciliano Franco, acompañados de los responsables médicos del Hospital Perpetuo Socorro y del equipo del Servicio de Rehabilitación del centro.

José María Vergeles ha asegurado que esta nueva unidad es “la más avanzada de neurorrehabilitación utilizando esta tecnología, y esto ha sido gracias al trabajo que han hecho Caja Rural de Extremadura y el Servicio de Rehabilitación del Complejo Hospitalario Universitario de Badajoz, que ha sido capaz de detectar cuáles eran las necesidades”.

La nueva Unidad de Hemodiálisis del hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres podrá realizar unos 8.000 tratamientos al año
El consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha visitado la nueva Unidad de Hemodiálisis del hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, instalaciones en las que se podrán realizar unos 8.000 tratamientos anuales y en las que el SES ha invertido más de 400.000 euros.

La nueva Unidad de Hemodiálisis del hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres podrá realizar unos 8.000 tratamientos al año. Foto: Junta de Extremadura
La nueva Unidad de Hemodiálisis del hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres podrá realizar unos 8.000 tratamientos al año. Foto: Junta de Extremadura

Le han acompañado el director gerente del Servicio Extremeño de Salud, Ceciliano Franco, y el gerente del área de salud, David Zambrano.

La nueva unidad de hemodiálisis atenderá tanto a pacientes crónicos como al resto de las terapias con diálisis, pacientes con fracaso renal agudo que requieran tratamiento con diálisis, aquellos que requieren aislamiento, sala de hospital de día de nefrología y otras dependencias para los tratamientos domiciliarios.

“Estas nuevas instalaciones aportan vida y calidad de vida a pacientes que tienen perdida o deteriorada su función renal”, según ha explicado José María Vergeles, quien ha indicado que en la unidad hay unos 50 pacientes crónicos y 43 con tratamiento en régimen ambulatorio.

José María Vergeles también ha señalado que todo empezó en el núcleo de la calidad del servicio de hemodiálisis, que es el tratamiento del agua, algo muy importante porque el líquido con el que se intercambia la sangre en el proceso de hemodiálisis necesita ser muy puro para que el tratamiento siente bien al paciente. Igualmente ha destacado la inversión realizada en la central, que permite hacer una depuración y un tratamiento del agua para que sea muy pura.

Aprovechando la reforma de la planta de tratamiento del agua se ha separado el circuito de las personas que necesitan diálisis y de los pacientes crónicos, que precisan para siempre una serie de sesiones para suplir la función de los riñones.

Este servicio tiene unos resultados excelentes en el tratamiento domiciliario para aquellos pacientes que pueden recibir esta atención, a quienes se acompaña y asesora para que sean tratados de la forma más adecuada para que puedan vivir libres de la dependencia de un servicio hospitalario.

Las nuevas dependencias se ubican en la primera planta, en la zona que dejó libre el área de esterilización al trasladarse al Hospital Universitario de Cáceres la mayoría de las especialidades quirúrgicas, junto con la zona que ocupaba la antigua hemodiálisis.

Los trabajos han sido realizados en dos fases y han durado cuatro meses. En su primera fase inició su actividad como nueva unidad de hemodiálisis en diciembre de 2021; dos meses después se completó la segunda fase de la reforma, en pleno uso desde el pasado mes de marzo.

Con esta reforma el servicio de nefrología añade 360 metros cuadrados nuevos a su anterior zona de diálisis. Entre las mejoras destaca la actual planta para el tratamiento del agua de la red, dotada de la última tecnología, y que junto con los dializadores y monitores son la base de la hemodiálisis. También destaca la nueva sala para pacientes crónicos, que si bien mantiene la misma capacidad de tratamiento casi duplica su tamaño.

El servicio cuenta ahora con tres salas específicas para pacientes con necesidad de aislamiento, la nueva sala para pacientes agudos y la nueva sala de hospital de día de nefrología. También se han creado o modificado el resto de las estancias, como salas de espera, aseos, despachos, o zonas de descanso.

La nueva sala de hemodiálisis pasará a llamarse ‘Unidad de tratamiento doctor Covarsí’, en reconocimiento al primer nefrólogo y jefe de Nefrología de Cáceres, e impulsor de las técnicas dialíticas en la provincia.

ENTRADAS RELACIONADAS

Anuncia Maján Es este el mes de la definitiva apertura a la vida, al disfrute y la diversidad. Extremadura ha...
La Fundación Caja Extremadura y la Fundación Botín colaboran para mejorar la profesionalización de las entidades sociales de la región...
El Ayuntamiento de Cáceres está llevando a cabo obras de accesibilidad en la Ronda del Carmen y la calle Arturo...
El Ayuntamiento de Mérida ha renovado su convenio de colaboración con la Plataforma del Voluntariado de Mérida, que ha supuesto...
La Plataforma del Tercer Sector vuelve a promover que se marque la ‘X Solidaria’ en la Declaración de la Renta,...
Cocemfe Cáceres ha planteado al Ayuntamiento de Cáceres la creación de un bonotaxi para las personas con movilidad reducida, a...

LO MÁS LEÍDO