Logo revista Grada
Buscar

Arqueología de salón. Grada 146. Juan Zamoro

Arqueología de salón. Grada 146. Juan Zamoro
Léeme en 2 minutos

A veces las señales son tan grandes que somos incapaces de percibirlas. Pasó tiempo hasta que se comprendió la magnitud, y la abundancia, de las señales de Nazca. Fue necesario elevarse, ascender medianamente, para disfrutarlas en plenitud. Hace ya muchos años que eso de ascender a los cielos para contemplar cualquier rincón de nuestro planeta se convirtió en una hermosa costumbre que cualquiera puede practicar desde la comodidad de un sillón en su hogar; basta con conectarse a Google Earth o a cualquier otro servicio de mapas. Si bien es algo que la mayoría empleamos para curiosear sin mayor trascendencia, hay gente decente que aprovecha esa potencia, inimaginable hace tan solo 30 años, para realizar tareas encomiables.

Los anglosajones lo llaman ‘armchair archeology’, tan descriptivos ellos. En los últimos años han proliferado los arqueólogos aficionados que utilizan la herramienta de la empresa de Mountain View para localizar cráteres de meteoritos, asentamientos romanos, naufragios y otros muchos vestigios de la antigüedad. Especialmente cercano resulta el caso del fortín terrero del siglo XVII localizado por Carlos Sánchez Rubio, de ‘4Gatos’, junto a Badajoz. Él mismo lo narra magistralmente.

En una vuelta de tuerca deliciosa, otra tecnología ha venido a mejorar el arsenal de herramientas para la arqueología remota, de guante blanco. El ‘Lidar’ es un láser famoso porque permite a los coches autónomos reconocer el terreno por el que andan, evitando que choquen con cualquier obstáculo. Puede calibrarse para ignorar determinadas capas como, por ejemplo, la de la vegetación, por frondosa que sea. Por eso lo empleó un equipo de National Geographic para descubrir en 2019 una ciudad inca más antigua que Machu Picchu, y también más elevada, a 4.000 metros de altura.

Durante el periodo de confinamiento en el Reino Unido han combinado estas dos herramientas; han proporcionado imágenes topográficas construidas con ‘Lidar’ a arqueólogos aficionados para que las comparen con mapas históricos. Esto ha permitido localizar túmulos prehistóricos hasta ahora inexplorados, calzadas romanas y granjas medievales. Sencillamente, maravilloso.

Enlaces
Mh: El fortín terrero
El meteorito que encontró Google Earth
Científicos descubrieron un asentamiento en Perú más antiguo que Machu Picchu
Armchair archaeologists are discovering ancient historic sites during the lockdown
Tales of an Armchair Archaeologist, by Mel Taylor

ENTRADAS RELACIONADAS

#15AñosConectando El jueves 13 de junio de 2024 se entregará la décimo quinta edición de los Premios Grada, con su...
La sede institucional de Cajalmendralejo ha acogido la firma de la renovación del convenio de colaboración de la entidad con...
La llegada de Fundación CB al Casco Antiguo de Badajoz tenía como objetivo ofrecer un impulso al barrio, especialmente en...
El instituto San José de Badajoz ha acogido el acto de cierre de este curso del proyecto ‘Impulsa: creando oportunidades...
La Mutua Fraternidad-Muprespa ha entregado la décima edición de los premios Escolástico Zaldívar, dedicados a la promoción de la seguridad...
Alfonso Gallardo, planta siderometalúrgica que pertenece a CL Grupo Industrial, ha recibido una triple certificación por parte de Aenor, entidad...

LO MÁS LEÍDO