Logo revista Grada
Buscar

Begoña Pérez, ‘Lady Fútbol’. Pionera en la gestión de la comunicación deportiva

Begoña Pérez, ‘Lady Fútbol’. Pionera en la gestión de la comunicación deportiva
Foto: Ione Saizar
Léeme en 12 minutos

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, Begoña Pérez tiene una amplia trayectoria como corresponsal para diversos medios de comunicación en Portugal y Reino Unido.

Impulsada por su pasión por el fútbol, hace unos años cambió el enfoque de su profesión para dedicarse a gestionar la comunicación de profesionales de este deporte con su agencia ‘6Pointer Sports Image & Communications’, con sede en Londres, que ha asesorado, por ejemplo, a Roberto Martínez, Jordi Cruyff, Aitor Karanka, Slavisa Jokanovic, Gündogan, la Fundación Cruyff, Carlos Carvalhal, Bojan, Salomón Rondón o Guillermo Maripán.

¿Podemos decir que Begoña Pérez es una pacense ‘de toda la vida’?
Sí, soy de Badajoz. En el carné de identidad pone que nací en Pontevedra porque mi padre estaba allí destinado. Mis padres eran salmantinos, pero cuando yo tenía 3 años mi padre, que era funcionario del Ministerio de Agricultura, pidió plaza en Badajoz, porque quería estar más cerca de Salamanca. Así que, desde que tengo memoria, he estado en Badajoz, y tanto yo como mis dos hermanas nos sentimos extremeñas.

Yo me siento muy de Badajoz y creo que, con el tiempo, conforme he ido viviendo más lejos, me he ido sintiendo más de Badajoz. Dicen que con la edad sientes un poco la llamada de las raíces, y yo creo que es lo que me ha ido ocurriendo en los últimos años. Y con el tiempo me he dado cuenta de que Badajoz ha sido un pequeño hilo conductor en mi recorrido; allá donde he ido siempre ha habido algún pacense que me ha conectado con gente. Igual va con nuestro carácter.

¿Cuándo comenzó a interesarte el periodismo y el deporte?
De niña era muy tímida, pero tenía un radar de curiosidad por lo que ocurría; me encantaba leer, iba mucho a la biblioteca Bartolomé J. Gallardo cuando estaba en la Avenida de Europa, y me gustaba mucho la música y el cine. Y el periodismo lo tuve en la puerta de enfrente; mi primer contacto con el periodismo radiofónico fue mi vecino Manolo Pérez, un histórico del periodismo y el deporte en Badajoz. También una amiga de mi hermana empezó a estudiar Periodismo y a mí eso me llamaba mucho la atención.

Me hice muy futbolera por una amiga mía de Badajoz, Maite, que se hizo muy aficionada al Tenerife de Valdano y empezamos a seguirlo, y a hacer la Liga Fantástica del Marca. También me encantaba la radio deportiva, sobre todo aquella batalla en las ondas entre De la Morena y García.

Decidí estudiar Periodismo, lo tenía muy claro; no había Periodismo en Badajoz, y era un sacrificio económico y también familiar, pero tuve el apoyo incondicional de mis padres y las becas, fundamentales para estrechar la llamada brecha social. Las notas de corte más asequibles eran Bilbao y Canarias, pero la nota de Selectividad me permitió estudiar Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid.

¿Qué idea tenías sobre tu futuro laboral tras la universidad?
Mi idea era volver a Badajoz, pero solo se cumplió durante los veranos de prácticas. En la Cadena Cope de Badajoz me ofrecieron prácticas remuneradas y empecé a tener mis primeros mentores, como Julia Sancho, José Manuel Gordillo, José Luis Lorido, o Fernando Echave, que me abrió las puertas del Vivero y del Club Deportivo Badajoz en la época de Tinelli; siempre digo que Fernando fue mi primer padrino en el periodismo deportivo. Así empezó ese hilo del que hablaba antes.

Pasados bastantes años conocí a su hijo, Gecko Turner, que ha hecho una gran carrera como músico, pero también es toda una enciclopedia de fútbol, como su padre. Precisamente su bajista Patrick Umoh, un tipo entrañable que desgraciadamente falleció en Navidades, me puso el mote de ‘Lady Fútbol’. En su último disco, ‘Somebody from Badajoz’, Gecko me invitó a improvisar un ‘cameo’ hablando de medios y fútbol en inglés y portugués. El disco hace alusión a que todo el mundo conoce a alguien de Badajoz. ¡Yo puedo dar fe en lo que al fútbol se refiere!

En los Premios Grada 2023, con Gecko Turner, Mamen Vázquez, Lourdes Constantino y Pedro Monty. Foto: Enrique Vidarte
En los Premios Grada 2023, con Gecko Turner, Mamen Vázquez, Lourdes Constantino y Pedro Monty. Foto: Enrique Vidarte

¿Dónde iniciaste tu carrera profesional?
Estando todavía en la Universidad, haciendo prácticas en Radio Complutense, tuve la oportunidad de entrevistar a Paco Umbral, y se me quedó clavado lo que me dijo cuando le comenté que hacía prácticas en Badajoz: “el periodista es un especialista en ideas generales”. Se refería a que él empezó en Valladolid y que el periodismo local fue su gran escuela porque tienes que hacer de todo, y saber comunicarlo, y que no hiciera caso a la idea de la especialización que nos inculcaban en la facultad.

Y es también lo que ejercí siendo corresponsal para la Cadena Cope en mi año de Erasmus en Coímbra, y ya posteriormente para Cope, El Mundo y Europa Press en Lisboa, donde cubrí desde política, con el último mandato de António Guterres, actual secretario general de la ONU, hasta la beatificación de los ‘pastorinhos’ de Fátima junto a Paloma Gómez Borrero, que acabó convirtiéndose en una gran amiga y confidente; pasando por la emergente escena musical portuguesa y, por supuesto, el fútbol, con la Eurocopa que organizaría Portugal en 2004, y con el Oporto de Mourinho o el Benfica de Camacho.

Con Paloma Gómez Borrero, compañera y amiga. Foto: Cedida
Con Paloma Gómez Borrero, compañera y amiga. Foto: Cedida

¿Cómo llegó el salto a Londres?
Estuve en Portugal desde 1999 hasta 2005, y entonces sentí que era el fin de un ciclo. Pensé en irme a Brasil, pero la Cope me ofreció ir a Londres y me lo tomé como una oportunidad para mejorar el inglés y, a la postre, una gran escuela para crecer profesionalmente a base de desafíos. Allí también colaboré con El Mundo, sobre todo en deportes y música, porque la capital británica era el lugar de promoción de grandes lanzamientos discográficos y eso me dio la oportunidad de entrevistar a figuras como Ryuichi Sakamoto o Tony Bennett, que nos han dejado recientemente. Además de cubrir la Premier para Cope y El Mundo, empecé a colaborar como experta en fútbol español con BBC, CNN, BT Sport o talkSPORT, una radio deportiva británica.

Con Ryūichi Sakamoto y la fotógrafa Ione Saizar. Foto: Cedida
Con Ryūichi Sakamoto y la fotógrafa Ione Saizar. Foto: Cedida

Esa etapa coincidió con el gran éxito del fútbol español en torneos internacionales y la ‘exportación’ de su talento a la Premier. En esa época empezaba Rafa Benítez en el Liverpool, y el poeta extremeño Ángel Campos Pámpano, al que conocí en Lisboa, me puso en contacto con Paco Herrera, que para mí era una leyenda del Club Deportivo Badajoz, aunque no le conocía personalmente. Paco estaba en el cuerpo técnico del Liverpool, y a través de él conocí a Rafa Benítez. Además, Benítez tenía un director de comunicación, Juan Francisco Sánchez Argüello, que es de Almendralejo y todo un pionero en la comunicación deportiva, y me ayudó muchísimo. Y Paco Herrera también me puso en contacto con Roberto Martínez cuando entrenaba al Wigan. Ahora le estamos ayudando en su nueva etapa como seleccionador de Portugal. ¡Ahí tenemos otro buen hilo conductor pacense!

Con Paco Herrera, en una charla en Valladolid. Foto: Cedida
Con Paco Herrera, en una charla en Valladolid. Foto: Cedida

¿Cómo surgió la idea de crear tu actual empresa, 6Pointer?
En Londres viví todo tipo de experiencias, cubriendo la Premier, siguiendo la trayectoria de jugadores españoles jóvenes, como Fàbregas, a los que vi crecer y algunos acabaron siendo campeones del Mundo, y después de un tiempo sentí que me apetecía ayudar al profesional del fútbol de otra manera, con un asesoramiento profesionalizado en la comunicación.

Realmente estaba posicionándome en Reino Unido como periodista deportiva, también cubrí los Juegos Olímpicos de Londres, pero me apetecía ese mundo de la comunicación deportiva. Conocí en Londres a un periodista español que también tenía ganas de explorar ese sector, Marcelo Méndez; fue mi socio durante los primeros años, unimos fuerzas e hicimos una buena cartera de clientes. Fundamos la agencia en 2015 y actualmente está bastante consolidada. Esto es un trabajo de equipo, ahora cuento con grandes profesionales como Andrés Corpas o Alma Marín, que vienen del mundo del periodismo y la comunicación deportiva.

Canutazo con Pellegrini en la ciudad deportiva del Manchester City. Foto: Cedida
Canutazo con Pellegrini en la ciudad deportiva del Manchester City. Foto: Cedida

Y en ese momento cambiaste el enfoque de tu profesión; del periodismo deportivo pasaste a la comunicación deportiva.
Cuando eres periodista vales por lo que cuentas, y cuando te dedicas a esto vales por lo que callas. Pero, habiendo ejercido el periodismo antes, siempre intento ser justa; con mis clientes, a los que me debo, y con el periodista, en el sentido de que tampoco puedes engañarle.

En un partido en el Etihad Stadium con Manolo Oliveros y Silvia Ortiz. Foto: Cedida
En un partido en el Etihad Stadium con Manolo Oliveros y Silvia Ortiz. Foto: Cedida

¿Qué busca un futbolista cuando recurre a vuestros servicios profesionales?
Protección, pero también proyección. El futbol tiene la memoria muy corta, y es importante contar los méritos, porque vivimos rodeados y asaltados por datos. Estamos viviendo tiempos de muchísima exposición mediática, para bien y para mal; antes el futbolista delegaba en el agente, pero su misión es buscar equipos, mejorarle el contrato. Con el tiempo el paraguas protector del jugador se ha diversificado, con las figuras del fisio, el preparador, el nutricionista, el abogado, o un buen gestor de patrimonio; y también un asesor de comunicación y redes sociales, que era un nicho que detectamos cuando fundamos la empresa.

Cada cliente tiene un traje a medida; no es lo mismo llevar un futbolista que un director deportivo, que no tiene tantas apariciones públicas, o un entrenador, que está más expuesto y que tiene mucho más riesgo reputacional. También asesoramos a clubes o fundaciones vinculadas al deporte, como la Fundación Cruyff. Además, hay que trabajar en entornos totalmente diferentes, y nosotros nos adaptamos a las circunstancias de cada uno. Contar con su confianza es todo un privilegio, pero también conlleva una gran exigencia.

¿Cómo ha afectado el Brexit a tu empresa, que está afincada en Londres?
A nosotros no nos ha afectado porque no exportamos bienes, y es que los aranceles han sido uno de los grandes escollos del Brexit. Ofrecemos los mismos servicios sin importar el destino porque tenemos clientes en todas partes; como el fútbol es tan dinámico un día un cliente está en Inglaterra y al día siguiente está en Catar, eso no nos afecta.

Pero a mí, personalmente, sí me afectó mucho. Yo monté una empresa en Londres y aun así tuve que pedir permiso para seguir allí, el llamado ‘settled status’; algo contra natura, porque tu empresa no tiene que pedir permiso, pero a ti te tienen que volver a dar el derecho a seguir.

Con Tamara Rojo, en una Q&A organizado por Spanish Women Network en Londres. Foto: Cedida
Con Tamara Rojo, en una Q&A organizado por Spanish Women Network en Londres. Foto: Cedida

Imaginamos que uno de los temas sensibles de vuestro trabajo serán afrontar crisis reputacionales.
A veces tienes que defender los intereses de un cliente frente a los de un club, con su mayor dimensión, y todos defienden su versión; nosotros procuramos que aflore la verdad.

No podemos obviar la gestión de la comunicación tras lo ocurrido después de que la selección absoluta femenina ganase el Mundial.
Lo que vivimos el pasado verano nos demuestra lo necesarias que son las estrategias de comunicación bien pensadas y bien consensuadas. Que queda mucho por hacer en el fútbol femenino está claro; sobre eso, que es lo que me atañe y lo que yo conozco, ojalá las jugadoras en un futuro tengan poder adquisitivo para asumir también este tipo de servicios, porque si no les da el sueldo para tener un fisio y un nutricionista, pues menos para tener un asesor de comunicación, una herramienta muy necesaria, como se ha demostrado.

También habrá habido momentos más dulces.
Cualquiera cuando los clientes consiguen un gran logro; recuerdo cuando conocí en Londres al entrenador Javi Pereira, también de Badajoz, que ha ganado la liga china con el Shanghai Port, y que nos puso en contacto con nuestro primer cliente, entonces entrenador del Watford, Slavisa Jokanovic, con el que trabajaba de segundo; subieron al Watford a la Premier y no se me olvida su otro ascenso a la Premier con el Fulham, en la final del playoff en Wembley, jugando contra el Aston Villa de un Grealish que ya despuntaba. Fue emocionante felicitar a Javi en el césped de Wembley al final del partido, un momento de orgullo pacense, ahí está de nuevo ese hilo conductor.

También has colaborado con el futbolista Juan Mata cuando quiso contar su historia deportiva en un libro.
Juan Mata es de esos jugadores que han sabido diversificar su entorno, y también fue de los primeros en contar con una agencia de comunicación. Surgió la oportunidad de ayudarle con su libro, ‘Suddenly a footballer’ (De repente futbolista), que no es exactamente una biografía, sino una reflexión sobre lo que significa dar el salto al fútbol profesional, contar con un buen asesoramiento integral, como hablábamos antes, pero al mismo tiempo sin perder la ilusión del niño que comenzó en la cantera del Oviedo. Además, Juan Mata creó la oenegé ‘Common Goal’, para que jugadores de todo el mundo donen el 1% de su sueldo a causas solidarias, porque también es importante saber devolver a la sociedad lo que te ha dado en tu condición de privilegiado.

Con Juan Mata, en la presentación del libro que le ayudó a escribir. Foto: Cedida
Con Juan Mata, en la presentación del libro que le ayudó a escribir. Foto: Cedida

¿Cómo te sientes en un sector en el que históricamente han predominado los hombres?
Nunca me sentí extraña en un mundo de hombres. Creo que en el momento en el que te ganas el respeto se acaban los problemas; también se trata de trabajar con seriedad y de hacerse respetar. Si acaso, inconscientemente, tienes que hacer un esfuerzo mayor para hacerte respetar, pero en cuanto saben que controlas de lo que hablas te valoran. Ellos controlan lo que pasa dentro del césped y yo lo que pasa fuera en el entorno mediático, se trata de respetar el terreno de cada uno.

¿Cómo ves la situación del fútbol en Extremadura?
Yo soy hincha del Club Deportivo Badajoz, y lo digo siempre que me lo preguntan, algo que es muy recurrente. Me gustaban mucho los ‘underdogs’, los tapados en inglés, como el ‘Súper Dépor’ de Arsenio Iglesias, o el Tenerife de Valdano, pero soy del Badajoz, y además eso es lo normal en Inglaterra, donde todo el mundo es de su equipo, sin tener que ser también de otro equipo ‘grande’ de la Premier; allí, cuando digo que soy del Badajoz, no me preguntan si además soy del Madrid o del Barça.

Yo iba a Mérida y a Almendralejo a ver partidos de Primera División, y se echa en falta eso, y también el motor económico que supone el fútbol para una ciudad o para una región. Seguramente lo veremos cuando seamos un lugar obligado de tránsito en el Mundial 2030, confío mucho en que Extremadura pueda sacar partido de este mundial ibérico.

No tengo elementos para dar una opinión muy formada, pero queda la nostalgia de haber vivido el momento más álgido del fútbol extremeño y de haber tenido un Club Deportivo Badajoz que estuvo ahí, tan cerca de Primera División; desde hace mucho tiempo hay un agujero en Extremadura, en comparación con las otras regiones, pero al menos me queda la ilusión de ver esos profesionales, jugadores y entrenadores, que han triunfado fuera. O gente con un perfil más discreto como Ángeles Aguilera, jefa de Expedición de la selección femenina Campeona del Mundo en la RFEF y que fue directiva del CD Badajoz, toda una pionera del fútbol femenino en nuestra ciudad; o Luis Rodríguez Ardila, ex secretario técnico del Atleti; o el agente FIFA José Lorenzo, que también ha sido un buen aliado de nuestra agencia y con quien nos une la pasión por nuestra tierra. También creo que hay mucha pasión por el fútbol en Extremadura, y eso necesariamente indica que además hay talento.

Foto: Eduardo Sierra
Foto: Eduardo Sierra

¿Qué consejo darías a un joven que se inicia en la comunicación?
Si eso es lo que le gusta y esa es su pasión, que siga adelante. El mundo de la comunicación es apasionante, se está profesionalizando día a día, y cada vez es más necesario.

En mi época me decían que Periodismo no tenía salida, pero yo la tuve. También es verdad que me ayudó empezar cobrando las prácticas, porque era la política de la Cadena Cope, pero yo creo que siempre surgen oportunidades, aunque lamentablemente la precariedad sigue siendo un mal enquistado en el periodismo; por ejemplo, en la Cope veo que el equipo de deportes, con el que colaboré tanto en la etapa de Abellán como en la de Paco González y Manolo Lama, se va renovando con nuevos chicos y chicas, y siempre hay gente que se va haciendo un hueco y forjando su camino.

ENTRADAS RELACIONADAS

Nacido en 1965 en Cáceres, su vida siempre ha estado muy ligada al deporte, pero todo cambió cuando a los...
Diciembre de 2023 es una fecha muy especial para Fundación CB, dado que se cumple el décimo aniversario de su...
Irene Villa recibió el Premio de la Fundación Primera Fila, que una vez más volvió a organizar esta gala solidaria...
Leia a entrevista em português   João Manuel Gonçalves Nabeiro, nacido en 1962 en Campomayor, Portugal, ocupa actualmente, tras el...
Nacida en Badajoz, Susana Infante González es una destacada ingeniera que trabaja en Thales Alenia Space, con sede en Madrid,...
Nacida en la localidad pacense de Monesterio, Manuela Sánchez lleva toda una vida dedicada a la enseñanza y la vivencia...

LO MÁS LEÍDO