Logo revista Grada
Buscar

Palabrería útil (I). Grada 172. Jesús Dorado

Palabrería útil (I). Grada 172. Jesús Dorado
Foto: Pexels. Pavel Danilyuk
Léeme en 3 minutos

El otro día, en una cata con unos participantes italianos, al presentarles uno de los vinos a degustar les decía que aquí a ese tipo de vino se le llama ‘tranquilo’ y me contestaban “¡fermo, fermo!”. Seguro que es útil que recordemos aquí algunos términos básicos que nos pueden mencionar en restaurantes, vinaterías, tiendas, tascas y tabernas a la hora de clasificar los vinos. Por supuesto, aún no estarán todos, pero podemos ir mencionando los más frecuentes.

La clasificación por colores es más que obvia y creo que no necesita presentación, pero algún caso sí nos puede descolocar un poco, como los ‘orange wine’ y los ‘vinos azules’. Para los primeros os remito a lo que ya comentamos hace algunos meses; y en los segundos directamente no nos vamos a detener porque, aunque se utilicen pigmentos naturales procedentes de la propia uva, no deja de ser un mero reclamo comercial que no aporta datos del vino.

También pueden despertarnos curiosidad algunos vinos dulces que tienen unos profundísimos colores caoba oscuro, y sin embargo son vinos blancos; sí, blancos que deben su color a la pasificación de la uva utilizada y al proceso de oxidación que sufren durante en su crianza en barricas.

Alguna vez podemos leer en una etiqueta lo de ‘clarete’. ¿Se pueden considerar vinos rosados? En principio su color estaría en esa gama, y se elaboran mediante la mezcla previa de uva tinta y uva blanca, no mezclando vinos.

Y, si recordáis, también desvelamos ya cuando hablamos del color del mosto y las pieles de dónde venían las expresiones que aludían a los ‘blanc de blancs’ y ‘blanc de noirs’, blancos en ambos casos.

Por otra parte, ¿qué queremos decir cuando hablamos de vinos ‘tranquilos’? Principalmente, este palabro suele usarse para distinguir los vinos que aquí conocemos como tintos, blancos y rosados y que no contienen gas carbónico ni son fortificados. Es decir, por una parte, para distinguirlos de los espumosos (cavas, champagnes y demás vinos con burbujas), y de los del estilo de los jereces.

Aquí conviene detenerse en otra expresión, ‘de aguja’. Se aplica a vinos que contienen una pequeña cantidad de CO2, que producen una sensación de leve cosquilleo en la lengua y que le proporciona un toque de frescor, pero no llega a la presión ni cremosidad que tiene un espumoso.

Y decíamos que, por otra parte, lo de ‘tranquilo’ distingue también de otros vinos elaborados al estilo mayoritario de Jerez, Montilla-Moriles, Porto… elaborados mediante la técnica de fortificación. Si recordamos algunos artículos anteriores de esta sección, la fortificación era simplemente la adición de alcohol, de procedencia vínica siempre, en algún momento del proceso, y que puede tener un par de fines diferentes. Aprovechando que hemos llegado a este punto, enlazamos con que a estos vinos fortificados se los llama también ‘generosos’.

Ya puestos con generosos, los llamados vinos ‘de licor’ no tienen nada que ver con cognac, orujos, aguardientes, chupitos digestivos ni similares. Son mezclas que se obtienen combinando un vino generoso seco con uno dulce, para ir obteniendo gradualmente unos productos diferentes y, sobre todo, con origen en la demanda del mercado anglosajón.

Si miramos una clasificación por sabores, seguramente la diferencia entre secos y dulces la tenemos clara. Pero si nos hablan de un vino ‘abocado’ tenemos que pensar en que nos va a producir una sensación que nos recuerda al dulzor pero que quizá no llegamos a percibirlo con claridad o contundencia. Y, normativamente hablando, no alcanza los niveles de azúcar para decir que no sea seco.

Bonitos y sabrosos palabros por hoy. ¡Salud!

ENTRADAS RELACIONADAS

Hace mucho de la primera parte de esta miniserie de ‘palabrería útil’, pero es un apartado que merece más atención...
La Diputación de Badajoz ha publicado el libro ‘Rostros del pasado. José Gordillo y su legado’ basada en la exposición...
El auditorio al aire libre del campus de la Universidad de Extremadura en Badajoz ha acogido la jornada ‘Música para...
Olga María Ramos, hija de la inolvidable Olga Ramos, tiene el empeño personal de que el cuplé perdure en la...
Fundación La Caixa ha abierto la convocatoria de la décimo sexta edición de su Concurso de relatos escritos por personas...
La compañía holandesa Piano Classics (Brilliant Classics) presenta la transferencia a LP para melómanos coleccionistas de ‘Lamentate’, grabado en Badajoz...

LO MÁS LEÍDO