Logo revista Grada

Talento. Grada 163. Juan Zamoro

Talento. Grada 163. Juan Zamoro
Foto: Pixabay. Chen
Léeme en 3 minutos

Decimos que alguien tiene talento para algo cuando es especialmente habilidoso en ese terreno. Hay talentos efímeros y otros eternos. Algunos son fundamentales para nuestro devenir y otros solo tienen cabida en el libro Guinness de los récords. Unos son demandados de manera ocasional y otros lo son de manera permanente. Todos aspiramos a tener algún tipo de talento porque, además, se les atribuye cierta condición innata, de don divino.

La pandemia, además de muertes y desgracias personales, nos ha traído escasez. Quizás ya existía y apenas quedaba disimulada por la inercia de un mundo alocado. El parón de 2020 puso en evidencia la falta de productos críticos, ausentes por sobredemanda, por el apagado de las fábricas o por las dificultades logísticas.

De forma paralela, y del todo inesperada, surgió la escasez del talento. Con el retorno a la actividad tras los confinamientos duros por el coronavirus llegó la ‘Gran Renuncia’, el abandono de sus puestos de trabajo por parte de millones de personas. Tras esa drástica decisión existen replanteamientos vitales, cambios de prioridades y, desde luego, miedos. A ese abandono masivo hay que añadir una carestía muy particular, la del talento tecnológico.

Hoy por hoy existe una falta preocupante de profesionales técnicos. Hay demasiados proyectos que atender, demasiadas empresas, demasiadas startups, demasiado dinero sobre el tapete para que unas y otras puedan contar con técnicos de calidad.

El escenario de teletrabajo ha generado una situación de desafección entre ellos y sus empleadores, favoreciendo un modelo de rotación laboral mucho más acelerado que en tiempos pre-pandémicos.

Si antes la captura de profesionales entre empresas quedaba limitada, en parte, por el ámbito geográfico local, hoy en día ese condicionante ha desaparecido. Desde la perspectiva de los profesionales, ahora resulta mucho más accesible un cambio a un puesto más atractivo, mejor retribuido o con más proyección, dado que, en muchos casos, para acceder a él no será necesario cambiar de residencia.

A la mayor movilidad laboral hay que añadir el creciente volumen de dinero destinado a financiar startups tecnológicas. 2021 ha concluido como el año con mayor volumen de inversión en empresas tecnológicas en España, dándose situaciones muy parecidas en el resto del mundo. A mayor financiación disponible crece el número de proyectos vivos, estructuras que acaparan una parte significativa de profesionales capaces y comprometidos.

Por si fuera poco, el número de estudiantes STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) se ha reducido en nuestro país en los últimos años. Si a eso añadimos el prestigio con que cuentan nuestros graduados fuera de nuestras fronteras, la situación dista mucho de ser idónea.

La solución a este dilema no es sencilla en absoluto, pero pasa por dos premisas irrenunciables. La primera, la creación de talento en abundancia mediante una educación rigurosa y estimulante; la segunda, el reconocimiento del mismo por parte de las estructuras que lo acojan, tanto en el ámbito académico como en el empresarial. La ausencia de cualquiera de estos dos elementos agravará el panorama y supondrá el desperdicio de todo esfuerzo realizado. Y no estamos para derrochar.

ENTRADAS RELACIONADAS

Ibercaja y su Fundación han organizado la tercera edición de la ‘Semana Ibercaja del Planeta’ entre el 23 y el...
La empresa tecnológica ecaptureDtech, basada en el tratamiento de fotografías y videos, ha sido seleccionada por Mobile World Capital Barcelona...
El informe ‘Estrategias para afrontar los retos imposibles de las nuevas políticas agrarias’, promovido por la Asociación de empresarios del...
El concejal de Comercio del Ayuntamiento de Cáceres, Jorge Suarez, ha presentado la campaña ‘Compra aquí, compra ya’ para el...
Banca Pueyo y la Asociación de fabricantes de aceite de oliva de Extremadura (Afavex) han renovado su convenio de colaboración,...
Las poblaciones de aves están experimentando un rápido declive en todo el mundo. El cambio climático es solo uno de...

LO MÁS LEÍDO