Logo revista Grada
Buscar

Dependencia. Matías Sánchez

Dependencia. Matías Sánchez
Léeme en 3 minutos

Tendemos a considerar la dependencia dentro de las condiciones de salud propio de personas mayores y enfermas como un atributo inseparable. No obstante, cualquier persona con un déficit visual también puede requerir de ayuda o apoyos de alguien o de algo para poder mejorar o realizar las actividades de la vida diaria.

Los elementos necesarios para hacer realidad la autonomía personal son la accesibilidad, los productos de apoyo y la asistencia personal. Sin entrar en profundidad en los conceptos, diremos que si carecemos de un entorno accesible sería necesario contar con productos como lupas, catalejos, filtros, etc. e incluso bastones de movilidad. Así mismo, si por falta de adaptaciones al entorno su acceso es muy difícil o imposible, y si se le suma la ausencia de cualquier tipo de producto que permita superar las barreras encontradas, será imprescindible la asistencia de otras personas aunque sólo sea para realizar tareas específicas.

Para ilustrar la afirmación anterior podríamos pensar en unas escaleras que no son accesibles, es decir que carece de las adaptaciones necesarias para poder ser utilizadas por una persona con resto de visión, como podrían ser los bordes de los escalones sin señalizar en alto contraste, estar mal iluminadas, no disponer de pasamanos, etc. El resultado sería que se encontraría con dificultades para localizar el borde del escalón, y tampoco podría apoyarse en el pasamanos al carecer de él para tomarlo como referencia. Estas condiciones hacen que el uso de las escaleras no fueran muy fiable y estaría con miedo de caerse.

En este caso, donde se carece de un entorno accesible, utilizar un bastón de movilidad permitiría a la persona del ejemplo detectar el borde de los escalones. En consecuencia ganaría seguridad y confianza al acceder a las escaleras, permitiéndole ser independiente para usarlas con seguridad de forma autónoma y sin ayuda de nadie.

Continuando con las escaleras en ausencia de accesibilidad, o sea, que carecen de elementos para que una persona con baja visión las use. Y que al mismo tiempo no disponga de ningún producto de apoyo para poder usarlas de forma autónoma con seguridad. Irremediablemente se demandaría de una atención personal. En tal sentido otra persona, dispuesta a ayudar, contribuiría a que pudiera desplazarse por las escaleras. Ofrecería su brazo como apoyo e indicaría cuando estuviera al borde de los escalones si son de baja da o de subida, iría un escalón por delante y explicaría verbalmente dónde se encuentra el pasamanos para que se agarrase… Por lo tanto, la persona con baja visión dependería de la asistencia de otra persona perdiendo su propia autonomía personal.

Es conveniente recalcar que aún se encuentran obstáculos que impide a los ciudadanos con cualquier tipo de déficit visual su acceso al entorno que les rodea (número del autobús, paneles de espera del sistema de salud, cajeros automáticos, máquinas expendedoras de billetes, etc.). Esto significa que aunque en un momento puntual ayuden a una persona a subir unas escaleras, seguirán sin verse bien si no se hace nada para adaptarlas. Y siempre estará abocada, tanto esa persona como cualquier otra, a que alguien esté dispuesta a que les preste ayuda. Debido a esta situación la autonomía personal de los ciudadanos con baja visón se ve mermada y como consecuencia también su dependencia.

ENTRADAS RELACIONADAS

Aunque pueda ser una contradicción la frase “un poco es mucho”, en el caso de un resto visual muy pequeño...
En un día soleado nos podríamos encontrar dando un paseo por un mercadillo echando un vistazo en las casetas. Mientras...
Podemos extraer varias definiciones de la ‘conspiración del silencio’. Una se refiere a cuando hay personas que ocultan información, por...
Cada día estoy más convencido de que somos nosotros, las mismas personas con baja visión, los culpables de encontrarnos en...
Cuando conocemos a alguien con problemas en la visión y entendemos por qué tropieza tanto o se confunde de colores...
Un estudiante con déficit visual tiene más dificultades que el resto de los alumnos porque presenta unas necesidades educativas especiales...

LO MÁS LEÍDO