Logo revista Grada
Buscar

Filtros de colores… ¡No!

Filtros de colores... ¡No!
Foto: Pixabay. Ruibing Qin
Léeme en 2 minutos

En un día soleado nos podríamos encontrar dando un paseo por un mercadillo echando un vistazo en las casetas. Mientras estuviéramos explorando entre todo tipo de productos nos podrían llamar la atención las brillantes gafas en el puesto del vendedor de gafas de sol.

Habría diferentes opciones de gafas de todos los colores y formas: retro, metálicas… y todas con la sensación de proteger del sol. Después de probarnos varias veces las gafas de sol que más nos llamasen la atención frente al espejo, sin tener en cuenta para nada el filtro que llevan, decidimos comprar las que mejor nos queda.

Y esto, para nuestra salud visual, es un error. Una exposición excesiva a la luz ultravioleta aumenta el riesgo de enfermedades oculares y otros problemas.

Para evitar dañar los ojos, los filtros usados en las gafas de sol tienen que proteger de la radiación UV, tanto de la luz solar natural como de la luz artificial. Unos simples filtros de colores es lo peor que podríamos llevar puesto, porque nos hacen tener la sensación de que el Sol no molesta; sin embargo, como facilitan una mayor entrada de los rayos UV a los ojos, provocan daños irreparables en la mácula.

El daño es debido a que, como la luz que atraviesa los filtros de colores es menor, se detecta menos intensidad lumínica en el ojo, y es el mismo ojo el que abre más las pupilas para facilitar más entrada de luz; y, al dejar pasar la luz con las pupilas dilatadas, ayuda a que haya más radiación UV que llega a la mácula, y con ello el desastre.

Resulta oportuno indicar que la atmósfera terrestre atenúa la radiación UV. De hecho, en las ciudades y pueblos situadas en grandes altitudes tienen un número elevado de ciudadanos con déficit visual producido por la exposición prolongada a esa radiación. El caso es que, cuanto más alto estemos situados, nos encontraremos con menos atmosfera que nos pueda proteger. Como consecuencia, existe más riesgo de daño ocular. Solo hay que ver que las gafas usadas para la montaña (esquí, senderismo…) son las que tienen el filtro más alto que evitan los rayos UV, y van acompañadas de una etiqueta que así lo indica.

Aunque sea un regalo con buena intención, si las gafas de sol son solo unos filtros de colores… ¡No, gracias!

ENTRADAS RELACIONADAS

Aunque pueda ser una contradicción la frase “un poco es mucho”, en el caso de un resto visual muy pequeño...
Podemos extraer varias definiciones de la ‘conspiración del silencio’. Una se refiere a cuando hay personas que ocultan información, por...
Cada día estoy más convencido de que somos nosotros, las mismas personas con baja visión, los culpables de encontrarnos en...
Cuando conocemos a alguien con problemas en la visión y entendemos por qué tropieza tanto o se confunde de colores...
Un estudiante con déficit visual tiene más dificultades que el resto de los alumnos porque presenta unas necesidades educativas especiales...
La baja visión no debe ser un obstáculo insuperable que cierra las puertas a la educación. El camino que se...

LO MÁS LEÍDO