Logo revista Grada
Buscar

Ejemplos de vida

Ejemplos de vida
Foto: Pixabay. Bspence81
Léeme en 2 minutos

Un error muy común a la hora de retratar a personas con discapacidad visual que superan barreras y tienen éxitos es enfocarse solo en los individuos ciegos, descartando a las personas con baja visión que todos los días también superan barreras impidiéndoles llevar una vida digna.

Por supuesto, es admirable ver a personas que, después de sobrevenirles una ceguera, consiguen empoderarse frente a las limitaciones que les impone la sociedad. Es gente valiente que no se conforman con seguir el camino que el destino les deparaba y cuyas vidas no dejan indiferente a nadie. Son ejemplos de vida y de superación.

Sin embargo retratar a las personas ciegas como personas especiales, que es insólito tener talento o habilidades y que están llenos de vitalidad y de coraje como los superhéroes provoca una distorsión de la imagen de la ceguera. Como consecuencia, se hace entender que cualquier persona con discapacidad visual pueden llegar a cuotas similares de éxito.

El caso es que estas situaciones no son reales. Superar barreras depende de las circunstancias personales, educacionales y culturales. Para algunos superarse es subir al monte Everest, para otros puede ser cruzar la calle.

Existe la obligación de poner en conocimiento en la sociedad cómo las personas con baja visión se abren paso en la vida para ubicarlas en el lugar que les corresponde. Buscan con gran capacidad de lucha su espacio social enfrentándose a unas condiciones más difíciles que para cualquier otra. Deben estar presentes y tener mayor protagonismo en la Historia, tal y como lo tienen las personas ciegas.

Existe la creencia que las personas con baja visión son los miopes que llevan gafas con cristal muy grueso. No es así; aun llevando gafas o lentillas sigue existiendo una visión reducida que hace que las tareas diarias sean difíciles de realizar, como la lectura, ir de compras, cocinar, ver una obra de teatro, bajar escaleras, ver a un familiar y no reconocer su cara…

No son personajes que han realizado gestas dignas de ser recordadas, ni han subido a la cima de una de las montañas más altas, ni han cruzado a nado grandes extensiones de agua. Son personas que llevan a sus hijos al colegio, que acuden al trabajo, que pasean por las calles, que acuden al teatro… Cosas tan cotidianas pero que para ellas es un mundo llevarlas a cabo. Merecen el respeto de los demás y deben formar parte de la Historia del Mundo.

Ellos también son ejemplos de vida.

ENTRADAS RELACIONADAS

Aunque pueda ser una contradicción la frase “un poco es mucho”, en el caso de un resto visual muy pequeño...
En un día soleado nos podríamos encontrar dando un paseo por un mercadillo echando un vistazo en las casetas. Mientras...
Podemos extraer varias definiciones de la ‘conspiración del silencio’. Una se refiere a cuando hay personas que ocultan información, por...
Cada día estoy más convencido de que somos nosotros, las mismas personas con baja visión, los culpables de encontrarnos en...
Cuando conocemos a alguien con problemas en la visión y entendemos por qué tropieza tanto o se confunde de colores...
Un estudiante con déficit visual tiene más dificultades que el resto de los alumnos porque presenta unas necesidades educativas especiales...

LO MÁS LEÍDO