Logo revista Grada
Buscar

Eppur si muove. Grada 173. Rades

Eppur si muove. Grada 173. Rades
Léeme en 22 minutos

[Extremadura paraíso natural de Europa]
La verdad es que uno no tiene muy claro si nos viene bien que los madriles y demás descubran el paraíso.

Gentrificación. Solo turismo. Traen dinero, claro. No todo son centros comerciales.

Pero sí tenemos claro que este disco es, a ojos de Cantarrana, el mejor disco publicado en este año 2022 que se nos va de las manos.

Y no es rock, ni pop, ni rap, ni punk, ni urbana, ni rural, ni de metal. Ah, ni de mujeres, ni de hombres, ni de flamenco. Ni de decretos. Es, sobre todo, de animales.

Es una banda sonora.

Nos da igual que se llame música incidental, música programática, poema sinfónico o, simplemente, banda sonora.

El documental lo ha dirigido Carlos Pérez.

La música es un pequeño y enorme deleite.

Creada por Miguel Ángel Gragera, junto a Jorge López Arregui, cuenta con las voces de las hermanas Estévez y los deslumbrantes bramidos/rugidos de cabras y toros de José Antonio Moreno, entre otras colaboraciones.

Todo se queda en las Vegas Bajas de Montijo y Puebla. Ya vendrán los políticos locales para intentar que nos olvidemos de estos nombres con el paso del tiempo. Pero no lo conseguirán.

El disco es, por momentos, sublime, enorme.

Bienvenido al paraíso, pero no se lo digas a nadie, por si acaso. Que luego pasa lo que pasa.

Todavía resuenan en la cabeza los clamores de Joseán, hombre-toro.

Este disco nos sirve como excusa para trazar un alfabeto que transite por buena parte de la cosecha que hemos ido recogiendo a lo largo de 2022, un año magnífico de creación musical en nuestro territorio cantarranero. A pesar de todo, algo se mueve. Eppur si muove.

[A]
ARKADA
Más acá de las tierras placentinas, justo en las calles de Malpartida, se cuece un pequeño universo musical propio.

A ‘Arkada’, que llevamos muchos años siguiéndolos, los vimos, por fin, en el Plasencia Suena de Torre Lucía, cuando hemos viajado para escuchar las cosas del nuestro Patxi.

Allí, con ‘Los Jacobos’ y con el estreno de ‘Salpicadura’, ‘Arkada’, después de más de 20 años sin subirse a los escenarios, volvieron para quedarse.

Han publicado su primer disco ya en serio, al cuidado técnico de Pedro Barroso. Un disco de astillas y rabia. Rock urbano y canalla.

Y luego pudimos disfrutar en la Casa de Cultura de Malpartida del estreno del disco en un gran concierto.

Teoría. Desde hace ya mucho tiempo, los programas monográficos de Cantarrana en la radio se despiden con una referencia a un poema del gran Leopoldo María Panero. ‘Te debo la locura’.

Y uno mantiene la teoría de que, si de pronto, te encuentras con un proyecto que usa textos de Panero en sus temas, para nosotros merece ya toda la consideración y el respeto del mundo mundial.

23 años desaparecidos. ¿Desaparecidos?

Este disco tiene algo de presente descarnado. De rabia. De cabreo frente al mundo. De mala leche. Sobre pájaros muertos en la rama. Donde los ángeles se mueren de frío. Donde la calle se hace astillas.

“Y esta mañana te he buscado pa/ pa que te vengas conmigo a volar/ pa que te vengas conmigo a rodar/ pa que te vengas conmigo a jugar/ pa que te vengas conmigo a sangrar”.

En RadioCantarrana.Com

[C]
CANELIBEAT
En 2002 el grupo ‘Súper 8’ anuncia su desaparición. Con ellos se va uno de los proyectos musicales que mayores expectativas había levantado en esos momentos.

En Montijo, patria musical y cuna también de los políticos que se olvidan de sus artistas, Carmen Estévez puso voz a ‘Fotogramas’ y ‘Guía para oler colores’, dos trabajos inmensos, prístinos, definitivos.

Y nos cuentan que abandonó Extremadura rumbo al mundo y sus músicas.

Eso ya lo hemos contado muchas veces en Cantarrana.

Desde que, en 2005, Carmen Estévez se instaló en Brooklyn, tras dejar de ser la voz de ‘Super 8’, sí, el que fuera el gran proyecto del pop montijano, ha protagonizado un itinerario fascinante con colectivos de la bohemia neoyorkina como ‘Brooklyn Gypsies’, ‘Mobius Collective’, ‘Technicolor Lenses’, o ‘V Zone’ con Brandon Lewis.

En 2012 ‘Gypsy Cab’.

‘Mobius Collective’ es un grupo de músicos y productores que transitan por Nueva York. Saxofones, percusiones aflamencadas, electrónica, y la voz de Carmen Estévez. ‘Brooklyn Gypsies’.

2014. ‘Technicolor Lenses’. El mundo electrónico de Brandon Lewis. El hip hop. Brooklyn. Y Carmen Estévez.

‘V Zone’. Carmen y Brandon. Así los vimos en su pequeña gira por Extremadura en 2014. Y sus evocaciones camboyanas.

Pero todo había comenzado en 2010, cuando Brandon Lewis y Carmen Estévez fundaron una relación de Arte, Amor y música.

‘V Zone’ con percusiones fuertes, bombos de hip hop y charles trap. Melodías étnicas y llamadas tribales. Sintetizadores cósmicos y graves profundos. Decían ellos en su día.

‘Cavewoman’. La mujer de la cueva. Carmen y Brandon.

En 2016, Hernán Romero, el guitarrista afincado en Nueva York, e hijo de la gran dama argentina de la canción Estela Raval, grabó un hermosísimo tema con Carmen Estévez. ‘Y te vas’.

Carmen Estévez pertenece a una gran saga de artistas montijanos. Los Estévez. Ya sabes, Montijo, patria de música y de artistas olvidados por sus políticos.

Pero también los García, de Fermín, y los Gragera, de Miguel Ángel. De nuestro Miguel Ángel.

Y su hermosísima dehesa. Con las voces de las dos hermanas Estévez.

Siempre abanderada de la gitanería, como si llevara sangre de princesa cíngara al otro lado del oeste del sereno Guadiana, Carmen Estévez instala sus reales y sus carromatos en ‘CaneliBeat’.

Y firma un trabajo brillante. Y hace brotar una semilla mágica. Un fruto de piel morena. Excelente. Se me caen los pensamientos. Flores de colores por donde tú pisas. Y puedes pisar bajo las cuevas granaínas.

Son los inicios de 2022.

‘Un instante’ se llama el primer trabajo de ‘CaneliBeat’, el dúo formado por la montijana Carmen Estévez y el madrileño Dan García, producido por Pablo San Martín y con la coproducción de Justin Sandoval.

Un sonido bohemio, que mezcla pop, flamenco y música electrónica y grabado al más puro estilo ‘CaneliBeat’, en cuevas de Granada, proceso que el grupo ha documentado en su canal de YouTube.

En una primera escucha, sin ahondar, te puede resultar un disco chillout para guiris aburridos con aires flamenquitos, tipo ‘Café del Mar’ o alguna playa gaditana en los atardeceres de agosto.

Pero nada de eso. Si rascas un poco, ves que el disco es excelente. Un instante. Lo dicho, se me caen los pensamientos.

En RadioCantarrana.Com:

[C]
CECILIA ZANGO
Cecilia Zango es cacereña. Del barrio de San Francisco. Donde el puente. Con lo que tiene muy cerquita el jardín de la Casa Pedrilla, en el que los veranos, durante las noches que aplacan los calores, y alivian el fresco, se colma de conciertos multiculturales, casi tanto como la multitienda que tiene debajo, en la ronda, tal como contaba en el periódico local hace unos meses, de la mano de la periodista Gema Guerra.

Pero es que, si giras la cabeza a tu derecha, a dos pasos, está el Conservatorio. Y allí empezó con la guitarra y el violín de bien pequeña.

Después comenzó su recorrido por los concursos de guitarra y a amansar las cuerdas de Heitor Villalobos.

Cecilia Zango pertenece la generación Instagram. Donde parece que todo se supedita al penúltimo posado.

Sí es verdad que, depende de por dónde lo mires, puede resultar algo cansina esta sublimación de los selfies y los posados.

Suponemos que será una cuestión generacional. Pero la verdad es que, a nosotros, nos aburre un poco tanta sobreexposición.

Pero ella viene de la generación de lo visual, por lo que estamos esperando su primer disco. Aunque este resulte un planteamiento algo viejuno.

Esto es la radio. Que sepamos, aún no está inventada la radio de colores. Bueno, ya hemos hecho algunos intentos, la verdad. Tendremos que seguir investigando.

Luego dejó Extremadura para irse a las tierras castellanas de los madriles.

Y se enroló en ‘Trampantojos’. Una banda de reggae fusión. No tenían mala pinta.

Mientras, sigue estudiando música y sus ciencias. Y componiendo, claro. Y creando su propio universo.

Si buscas literatura no la vas a encontrar. Las letras, con frecuencia, no hay por dónde cogerlas. No es el objetivo de este tipo de temas. No lo necesitan.

Mucho spanglish, tan típico de esta música urbana. Mucha rima onomatopéyica. Mucho ‘ratatá’. Mucho autotune. El autotune de toda la vida. Trampantojos, que le llamamos, curiosamente.

Cecilia Zango está creando portentosos videoclips. Muy potentes, sí.

En mayo de 2022 publica ‘Malabreva’. Seis temas brillantes. Para saborearlo. Porque en él se recogen sus mejores grabaciones hasta la fecha. Imprescindible.

https://open.spotify.com/album/1lrLIJbD4QLaokFlTSWTkc

[D]
DA
‘DA’ comenzó su carrera musical a principios de 2013 con actuaciones en pequeños cafés de la ciudad donde su música y su estilo se fue fraguando.

David Delgado es músico y artista plástico, y profesor de Artes gráficas e Historia del Arte.

Vamos, que ilustra, pinta, diseña, da clases de dibujo, crea música, concibe discos, etc.

Si pasas por la residencia de estudiantes de Caja Badajoz puedes contemplar un gran mural que lleve su firma.

Su primera maqueta, ‘La ciudad no duerme’, es de 2013; lleva cinco cortes de carácter introspectivo para ser su carta de presentación.

Vendió la demo en cafés y en las librerías. 200 copias caseras. Eso, su presentación y su palabra de león.

Al año siguiente, en 2014, se encerró en el estudio junto a Rafa Rodríguez a los mandos técnicos y grabó ‘Color’, un Ep con siete temas para afianzar los cimientos de su estilo y, cómo no, de su propio camino.

En 2016 fue editado su segundo trabajo de estudio, ‘Universos’, un disco compuesto por seis cortes de pop rock lleno de ambientes ingrávidos que nos transportan al vacío del espacio exterior.

Un 26 de octubre de ese 16 vimos, por primera vez, un concierto de ‘DA’.

Fue en Valdemorales, en la Sierra de Montánchez, dentro del Parque Sonoro, y presentaban su ‘Universos’. Y sus ambientes casi sicodélicos y etéreos.

Hablando del espacio exterior, fue un excelente concierto, porque coincidió con la aparición, al otro lado del cerro, de una maravillosa superluna llena y serrana que iba asomándose, tímidamente, y que parecía quererse unir a esta comunión interestelar que propone ‘DA’ y que tanto nos sorprendió. Pues sí, nos encandiló su propuesta. Mucho.

En 2018 nos dejó un emocionante y deslumbrante ‘Lágrimas de cristal’, disco del que hemos tirado muchas veces en este Cantarrana, porque es una pequeña maravilla.

Y cuando se publicó, ya lo dijimos.

No, no es la mejor voz del mundo. Ni falta que hace.

Y a veces echamos de menos algunos momentos de juegos vocales que adornen los temas. Para arropar esa voz.

Da lo mismo. Este disco fue una muy grata maravilla. Con coros o sin coros. Da igual.

Hermosísimos temas como ‘Tierra’, ‘La última bala’, ‘Déjate llevar’ o ‘Lágrimas de cristal’, esa pequeña joya que da nombre al disco, nos regalan un fascinante trabajo.

O ‘Frágiles’, la instrumental que aparece como intro.

Desde los principios hemos tenido de cerca una imagen doble. Con David Delgado y con Rubio Salas. Y no hay duda de que los modos atmosféricos de la guitarra de Salas son una de las señas de identidad de ‘DA’. Y que son los apellidos básicos del proyecto. La presencia permanente.

Y los bajos pesados.

Porque ‘Lágrimas de cristal’ fue un gran disco de color violeta. Siete temas de placeres ingrávidos, como las guitarras de Salas. De metáforas planetarias.

De escapada hacia las estrellas. Sobre el mar y las fronteras, tan colindantes como sus acordes marginales. Del margen. De Noche Americana. De textos reflexivos. Sobre el hombre y la naturaleza, y de lo mal que lo estamos haciendo todos. Y de cómo destrozamos a nuestra madre Tierra.

Una sobredosis espiritual. Una obertura sobre la naturaleza ancestral y efímera. Este disco exige sosiego. Y escucharlo en bucle, dejándote llevar por los versos de Delgado.

Y siempre te quedará la canción dedicada a su bebé. A una nueva vida.

Un disco de pétalos de rosa. ¡Cómo emociona ese bajo súper grave! ¡Cómo te atraviesa el estómago! La memoria de la Tierra.

Y el viernes, 25 de febrero de 2022, ‘DA’ estrenó el primer single de su último disco. ‘Volver’.

El 30 de septiembre, en un viernes de gloria, se presentó ‘Volver’ en Badajoz, en la Sala Off Cultura. ‘Da’ en todo su esplendor, a cuya banda se ha sumado el loco del teclado rojo, David Carbonell, y cuya presencia ha hermoseado un trabajo hermosísimo. Un disco para enmarcar. La mecánica del alma. Maravilloso.

En RadioCantarrana.Com:

[E]
EL MUERTO ES BRUCE WILLIS

En los últimos años han estado muy presentes en nuestras vidas. Son ‘Duodeno Band’. ‘Los Duodeno’.

Ellos se autodefinen como una propuesta musical de rumba zarzuelera de origen gástrico. Provienen de Baños de Montemayor y Hervás.

Se forman como dúo en el año 2006 con Alfredo Ramos y Jonás Sánchez, y se unen para conformar un dúo operístico.

Con el paso de los años se han ido sumando nuevos nombres dando forma a una marca registrada. ‘Los Duodeno’.

La muerte repentina del Fary les pone en la carretera. ‘Toritour’. Un homenaje al taxista por todo el Valle del Ambroz.

Tienen registrados tres discos, que sepamos. ‘Somos los Duodeno’, de 2008. ‘El segundo es el bueno’, de 2010. Y ‘Se nos va de las manos’, de 2014.

Turutas, rumbitas, canciones deslenguadas, ecos de comparsas carnavaleras, y sones que nos acercan a las tunas.

Versiones personales de los temas populares, tipo canciones del verano.

Sí es verdad que lo que peor llevamos son esas reminiscencias de los sones de las tunas. Uno pensaba que ya no existía. Pero todavía siguen dando la tabarra con las bandurrias y los lazos bajo la capa. Caspa.

Y ese submundo algo facistoide de banderitas en las muñecas donde conviven cazadores, toreros, tunos y caballistas en el mismo paquete. Caspa.

Uno prefiere a Los Simpsons, al coyote, al Bitter kas. A Drácula y a Bela Lugosi. O, si me apuras, a Chuck Norris y a la Terelu.

Cuentan que la vida itinerante de algunos de sus componentes les llevó a disolverse como una Couldina en abril de 2020, momento en el que nace ‘El muerto es Bruce Willis’, donde los hermanos Sánchez Ramos incorporan al teclista ‘Potingue’. Y en ello están.

Puedes escuchar el programa emitido sobre ellos en RadioCantarrana.Com:

[G]
GUITOLÂO TRIO

António Eustáquio publica el disco ‘Guitolâo’ en 2015. Con el contrabajista Carlos Barreto.

Por cierto, sabrás que al ladito de Castelo de Vide, allí arriba, en lo alto del nido de águilas, emerge el fantástico Marvâo; sí, ese pueblecito por el que tanto nos gusta trastear. El del Castelo en el cielo, y las castañas al suelo.

Marvâo, el que lleva el nombre de Ibn Marwan al-Yil’liqui, el jefe del movimiento sufista que luchó con el Al Ándalus del emirato de Córdoba.

El que creó el Reino de Badajoz. Puedes ver su escultura en la ciudad, junto a la alcazaba. Y luego vino António Eustáquio y creó ‘Marwan’.

António Eustáquio viene de ‘Camerata Lusitana’. Hermosísimo nombre para un proyecto musical.

En los años 70, el guitarrista Carlos Paredes pidió al lutier Gilberto Grácio que le construyera un instrumento que ofreciera una mayor sonoridad, aglutinando la guitarra portuguesa y la viola. Se fabricaron tres Guitolâos.

Y António Eustáquio creó ‘Guitolâo Trio’. Y en 2022 publica ‘Estaçao #60’. Un disco deslumbrante para un instrumento misterioso. Hay vida después del fado y el flamenco.

Y poesía. Sus títulos recogen versos de María de Guadalupe, y el poema del emeritense de adopción, y enorme poeta experimental, Antonio Gómez, ‘Caminar por caminar cansa’, ilustra cinco cortes del disco, que termina con un homenaje al cónsul Aristides Sousa Mendes, el que salvó del nazismo a miles de vidas.

El lutier murió en 2012, pero su legado queda para la eternidad.

El fascismo no ha muerto. Invade territorios y en los estadios de Moscú celebra aquelarres místicos.

En el fondo, la vida es un viaje en tren. Un largo trayecto en ‘comboio’ para refugiados.

No, mi admirado Antonio.

Ya sabes, el guitolao.

Lo mejor de la guitarra portuguesa, la de los fados, y el violao, la guitarra acústica de toda la vida.

Cómo suena al borde de la estación.

Parece que estamos esperando que Anton Karas venga con su cítara, y nos traslade a la Viena de posguerra.

Y conozcamos, por fin, al Tercer Hombre, el de Orson Welles.

En RadioCantarrana.Com:

[J]
J. VEGA
Pues volvemos a Montijo. La Manchester de Extremadura.

José Luis Muñoz Vega es ‘J. Vega’, cantante y compositor. Es miembro de ‘Subterráneos’. En 2014 empezó su proyecto en solitario, grabando en casa demos y subiéndolas a las redes.

Su estilo va del Rock&Roll a los sonidos lo-fi que te da grabar en casa. Entre sus influencias, los ‘Rolling’ del 68 al 72, ‘Oasis’ del 94 al 97, Bob Dylan en su etapa eléctrica, los Blur de ‘Blur’ y de ‘Parklife’, y algunos grupos malditos.

Su primer trabajo, ‘Castle Vega’, fue editado por el sello belga Luik Records y aparecía en formato cassette y en plataformas digitales.

Canciones cargadas de hipnotismo. Un gran trabajo de 2018.

Ahora presenta Slacker. Junio de 2022. Se ha grabado en el Puerto de Santa María.

Y en la carátula nos presenta al protagonista en plan vago, gandul. Tirado en el sofá de su casa. Y con el salón manga por hombro. Siguiendo el horóscopo en televisión. Y siempre en bata. En bata rosa.

[J]
JUEVES NEGRO
Antecedentes
Viernes. 18 de febrero de 2011. 18 horas. Pedro (Cortés) y José Luis (Díaz) aún no saben que alguien les va a robar los recuerdos. El encuentro tiene lugar en una cochera, en las afueras de la ciudad. Mirando a poniente.

Pronto sale su nombre, claro. Porque estamos intentando viajar al pasado, por lo que a ellos les han contado, o lo que han podido leer o escuchar, o ver en carteles ya envejecidos. El nombre es el de Félix Bote. Sí, claro. No podía ser otro. Extremadura.

Almendralejo. Años 60. Siglo XX. Jazz. Cuesta imaginar ese retrato. Pero es real.

Llegó la ‘Orquesta Bote’. Llegaron ‘Los Mejores’. Llegaron ‘Los Nacientes’. Llegó ‘Neutralización’. Es decir, llegó la música, aunque en el fondo nunca se fue de estas tierras del vino.

Cuentan las crónicas que, con la aparición de ‘Los Nacientes’, a mediados de los años 60, llegan las primeras guitarras eléctricas a Extremadura. Fuera verdad o no, lo que sí es cierto es que los ecos de Nueva Orleans y de ‘The House of the Rising Sun’ llegaron muy pronto a las tierras rojas. Y lo hicieron para quedarse.

Cuentan, también, esas mismas crónicas que con ‘Neutralización’ aparecen las melenas progresivas setenteras. Y es en este momento en el que recordamos otros nombres que en Extremadura fueron, y con los que uno puede crear asociaciones de ideas, de conceptos, verdaderos poemas visuales para describir una época del rock extremeño. ‘Neutralización’, ‘Palpitación’, ‘Tentación’. O si prefieres indagar en otras geografías emocionales, ‘Arrecife’, ‘Titanic’, ‘Dolmen’, ‘Masada’ o ‘Hecatombe’.

Pedro y José Luis no vivieron la Piscina La Flor, pero hasta sus aguas llegaron los ecos eléctricos de aquella época. Ellos llaman así a los años 70 y principios de los 80 del pasado siglo. Lo han oído contar desde siempre. Todos los nombres que uno pueda imaginar han pasado por allí.

José Luis es ‘dealmendralejodetodalavida’. Pedro llegó de Aceuchal. Pero lo hizo con una guitarra eléctrica, un ampli y una voz que entonaba himnos antimilitares.

La épica de ‘Aliados del Viento’ se les antoja algo lejana en el tiempo. ‘Amadablan’ y sus ecos arabizantes les pilla fuera de espíritu.

Ellos empezaron a sentir la música en El Silo. Cerca de la estación de trenes. Al otro lado de la Carretera General, como la siguen llamando algunos. Hubo un tiempo en el que los grupos de la ciudad ensayaban junto a los ferrocarriles.

Y en esto llegó Mada. Mada Sanguino. La auténtica reina extremeña del Punk. Miércoles. 23 de febrero de 2011. 20.30 horas. ‘God Save the Queen’.

El Silo se llenó de conciertos. Detrás, casi siempre, anduvo ‘Sekzión Mortuoria’ y su militancia animalista, social, libertaria, y la fuerza de Mada. Y Almendralejo es un campo minado. ‘Sacrilegio Total’. ‘DAV’. ‘Delirium’. ‘Demenzia’. ‘Vehemencia’. ‘Démona’. ‘Lunendei’. ‘Wintermoon’. ‘República del Ruido’. ‘Phonendos’. ‘De Barro’. ‘Hache’.
‘Sekzión Mortuoria’ nace en el año del señor de 1992. Tan solo un año después, el 11 de junio de 1993, graban su primera maqueta, ‘La Matanza’, un acercamiento al punk más crítico y militante que se estilaba por aquellos entonces.

Mada Sanguino, ‘God Save the Queen’ y alma mater de ‘Sekzión Mortuoria’, se convierte en la referencia de los aires alternativos de Almendralejo. Su conciencia animalista y su actitud luchadora la hacen ser punto de encuentro de las inquietudes musicales de la ciudad. Pero su espíritu traspasa las fronteras locales y hace buenas migas con los colectivos emeritenses que, en torno a un local junto al Albarregas, están llevando a cabo una iniciativa que de por sí sola merece un acercamiento monográfico en estas páginas.

Por el local de ‘KNO’ pasan a lo largo de esos años buena parte de los grupos punkarras de la región y de allende los mundos exteriores. ‘KNO’ y ‘Sekzión Mortuoria’ comparten escenarios, furgoneta y ansias libertarias.

En el año 96 ‘Sekzión Mortuoria’ graba su segunda maqueta, ‘Secuencias’. Los cambios de formación han hecho que los gustos musicales vayan, de la misma forma, variando. Ahora son menos punkis y más metaleros. Aunque no pierden ni un ápice de su actitud y de su espíritu.

‘Sekzión Mortuoria’, sin proponérselo, es el aliento que otros músicos de Almendralejo necesitan para explorar sus propios universos. ‘DAV’ (‘Destruye al violador’) nos ha dejado para la posteridad una poderosa maqueta a la que dieron el no-nombre de ‘Sin Títulos’. Aires antimilitares, ‘anarkía’ y odio, mucho odio.

De ‘DAV’, como si de un árbol negro se tratase, sale la voz de ‘Demenzia’, un proyecto con el que empezamos a escuchar un nombre que se nos antoja fundamental en Almendralejo, David Gallardo, y sale también el bajo de ‘Vehemencia’, un supergrupo en el que nos encontramos a otro de nuestros nombres, Pedro Cortés.

David Gallardo recorre las trazas metaleras en todos los proyectos en los que ha participado.

‘Demenzia’ recoge en su maqueta ‘Humano’ alientos sociales. Volvemos a encontrarle en ‘Winter Moon’, que en torno a 1998 graba su ‘Último aliento’, metal oscuro y profundo. Muy profundo.

Con ‘Vehemencia’ la guitarra de David Gallardo y la batería de Ángel Rastrollo aparecen en uno de los grandes discos grabados en muchos kilómetros a la redonda, ‘Sr. Control’.

‘Lunendei’ evoca aires medievales detrás de las guitarras de Gallardo. En 2003 graba ‘La Dama del Lago’. En 2006 editan ‘Nueva alianza’, donde refuerzan los aires de fantasía y de relatos de hechiceros y juglares.

Ya en su proyecto en solitario, ‘Gallardín’, nos ofrece ‘Evasión’ en 2010. Una grabación donde la guitarra es la absoluta protagonista.

De Pedro Cortés, lo primero que supimos aquel viernes de febrero, es que llegó desde Aceuchal con su amplificador Marshall, que aún guarda en una nave junto al silo de la estación de trenes. ‘Sacrilegio Total’ graba en 1997 su único testimonio sonoro hasta la fecha.

Será luego la voz que se escucha en el ‘Sr. Control’ de ‘Vehemencia’. Esta grabación es, a estas alturas, objeto de coleccionistas. Son solo seis temas, pero en ellos el grupo despliega un enorme poderío conceptual y musical, donde abordan temas como la vivisección o el acoso laboral.

Nos vamos acercando
En el año que se graba ‘Sr. Control’, unos jóvenes de apenas 16 años se embarcan en ‘Delirium Punk Rock’, un proyecto seminal que graba tres años después ‘Aquí se habla castúo’, una muestra de ritmos de ska y ambientes punkarras que sorprende por su frescura. Entre ellos anda José Luis Díaz, hijo biológico de ‘Los Nacientes’ y de ‘Neutralización’, y nieto travieso de las banderas rojas y los himnos bolcheviques.

‘Delirium’ es el paso necesario para un proyecto ya consolidado, ‘República del ruido’, con José Luis a la cabeza, y que en 2008 se despachan a gusto con un gran trabajo, Por una nueva internacional.

‘Republica del Ruido’ nace en Almendralejo en el año 2006. Sus cinco miembros son jóvenes pero veteranos músicos de la escena punk- hardcore extremeña.

Dos de ellos, Dani (Guitarra) y Jose Luis (voz) vienen de la banda de rock-fusion-punk ‘Delirium Punk Rock’, y Alberto (Guitarra) y Juan (Bajo) venían de ‘Kontraindikaziones’, banda de punk-hardcore.

Tras la desaparición de ambas bandas, los cuatro músicos deciden realizar un proyecto común y para ello reclutan al batería Juanma ‘Ouijah’.

El punto de comienzo era complicado: “aunar todas nuestras influencias, entre las que estaban el punk-rock, el hardcore, el metal, el reggae, el ska, latin y un sinfín de estilos diferentes”.

Así en el 2008 se gesta el primer disco de la banda, grabado en un tiempo récord y que recoge el afán de la banda por unir sus gustos musicales.

Tras la grabación llega la consolidación del estilo de ‘República del Ruido’, cada vez más cercano al post-hardcore y a sonidos más duros, aunque sin perder su gusto por la música jamaicana y su sello de identidad: unas letras de carácter político y social, sin caer en el tópico y con un punto de vista muy personal.

‘Republica del Ruido’ se mueve con facilidad en el directo, lleno de rabia y frescura, lo que le ha llevado a compartir tablas con bandas como ‘Macarrada’, ‘Transfer’ o ‘Fuckop family’.

‘Arde Kazhan’ nace como un proyecto paralelo de tres de los miembros de ‘Republica del Ruido’.

Juan Manuel Alcántara (batería), Daniel Hierro (guitarra) y José Luis Díaz (guitarra y voz) se proponen hacer lo que llevaban años deseando, hardcore. Lo demás es suplementario.

Resumen
El proyecto de ‘Jueves Negro’ se forja en 2020 entre Mérida y Almendralejo. “Hemos trabajado duro en las sombras, procurando no hacer demasiado ruido hasta que cada pieza estuviese en su sitio”, cuentan.

Pero ahora sí, ahora se aproxima la debacle.

Ferdi Hernández (batería), Daniel Hierro (guitarra), Borja Duque (guitarra) y José Luis Díaz (bajo y voz), son los cuatro elementos del caos.

José Luis Díaz y Daniel Hierro montaron, desde Almendralejo, ‘Jueves Negro’ en formato de a dos después de haber pasado por ‘Delirium Punk Rock’, ‘República del Ruido’ y ‘Arde Kazham’.
Luego llegaron a sus vidas Borja Duque y Ferdi Hernández.

Y han configurado su particular e inquietante bestiario. Noviembre de 2022.

Espectaculares. Y sin alimentar a las bestias. Solo destruyen, no siembran.

La alianza Almendralejo-Mérida continua. Buen trasvase.

[K]
KAPLAN
Y esto viene a cuento porque, el pasado 5 de marzo de este 2022, en el Boogaloo Café, asistimos a un proyecto que fue, sin duda, la gran sorpresa del pequeño Festival Sonora Original por el que pasó una buena nómina de bandas cacereñas.

La verdad es que nunca le habíamos prestado mucha atención a este grupo. Para no mentir, ninguna.

‘Kaplan’ es también una banda cacereña. Numerosa. En el Boogaloo contamos a seis músicos en el pequeño estrado de la sala. A buen seguro, Diego Barriga haría virguerías para poder compactar y sonorizar tantos instrumentos en un espacio tan reducido. Aun así, lo consiguió.

Josuet en el bajo, el portugués Paulo en la guitarra, Jacobo en la batería, Pablo, en el saxofón, Juan, el que fuera teclista de ‘Balas de Talco’ en los años de la movida cacereña, en las teclas y, al frente, la voz de Tim Elliot, inglés.

Si buscas pop, ‘Kaplan’ vuela bastante más alto. Su propuesta es ecléctica, pero, sobre todo, brillante, muy brillante. Mezcla diferentes aires de maravilla. Algo de jazz, algo de bossa, algo de blues, de soul, algo de rap y algo de rock, claro.

Los músicos de la banda son estupendos, pero el cantante es puro teatro. Su propuesta evoca el Music Hall. Pero también la afectación de Morrisey, las huellas escénicas de Freddie Mercury, los gestos de Raphael, el tono grave de Nick Cave, los desaires de Renato Zero.

Y es entonces, cuando uno se entera de que Tim Elliot es cantante de ópera. Y claro, así se entiende todo.

Un concierto fantástico. No hay perdón de dios por habernos perdido esta maravilla, aquí al lado de casa.

Evocando a ‘Balas de Talco’ como un verso suelto de la movida cacereña, ‘Kaplan’ es, sin duda, un verso suelto de la escena pop cacereña. ¿Verso? No. Un poema entero. Un plano secuencia.

En agosto de este 2022 publican ‘Demons at the Door’, su primer gran disco, consecuencia de haber ganado el concurso organizado por el Ayuntamiento de Navalmoral el año anterior.

¿El disco? Excelente. ¿El proyecto? Exquisito. Deslumbrante. No tenemos perdón por habernos perdido tanto tiempo a ‘Kaplan’.

[L]
LISBON POETRY ORCHESTRA
Y ahora, Lisboa. Lisboa la blanca, Lisboa la bella, y subimos al Castelo de Sâo Jorge, porque allí nos espera la poesía. La ‘Lisbon Poetry Orchestra’. Hoy todos somos surrealistas.

La ‘Lisbon Poetry Orchestra’ (LPO), la ‘Orquesta de Poesía de Lisboa’, es un colectivo multidisciplinar formado por músicos que invitan a otros artistas para celebrar la poesía.

La palabra hablada. El Spoken Word, que algunos llaman.

Em 2017, la LPO editó el libro disco ‘Poetas Portugueses de Agora’, un trabajo en el que aparecen cinco poetas, las ilustraciones de Daniel Oliveira y las propias músicas creadas por la ‘Lisbon Poetry Orchestra’. Un emocionante disco.

Valério Romão, Paulo José́ Miranda, Cláudia R. Sampaio, Filipa Leal y Daniel Jonas son los poetas que escriben los versos que declaman las voces de la ‘Lisbon Poetry’.

En este 2022, hace unas semanas, la ‘Orquesta de la poesía de Lisboa’ presenta su nuevo álbum, ‘Os Surrealistas’, dedicado a un grupo de artistas y poetas que, en un Portugal gris, atisbó la urgencia de la libertad.

Y este ‘Os Surrealistas’ se viste también de música, en formato de disco libro, con unas fantásticas ilustraciones firmadas por Joao Alves. Y de espectáculo como el que ofrecieron hace tan solo unas semanas en el Castillo de San Jorge, en lo alto de Lisboa. Mirando al mar, siguiendo los sueños.

Y, por supuesto, no podían faltar los versos de Mário Cesariny de Vasconcelos o de Carlos Eurico da Costa, o de Fernando Lemos y Pedro Oom.

Ni las músicas de Alexandre Cortez o de Filipe Valentim, los que fueron fundadores de ‘Radio Macau’. ¿Recuerdas el ‘Elevador da Gloria’?

Y, claro, las declamaciones de Miguel Borges, Paula Cortes, Nuno Miguel Guedes, José Anjos, y, cómo no, y la voz del gran André Gago.

El disco, el libro, las ilustraciones es todo él una auténtica maravilla.

Bienvenido a Elsinor. Nos espera Hamlet y Sespir.

Y aquí puedes escuchar el monográfico emitido en RadioCantarrana.Com:

Continuará.

ENTRADAS RELACIONADAS

GRUPO ROBOLAB DE LA UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA PREMIO GRADA A LA MEJOR APUESTA TECNOLÓGICA, PATROCINADO POR EXTREMADURA AVANTE El Premio...
Fotos: Javier Pulpo, JP Amores, Javier Meléndez y Enrique Vidarte Photocall completo...
NURIA LABRADOR, JUAN PEDRO SÁNCHEZ Y JAVIER MENDOZA La gala estuvo magistralmente conducida por Nuria Labrador, que repetía experiencia al...
LA GALA MÁS INCLUSIVA La intérprete de lengua de signos Myriam Gallardo se encargó de hacer la gala más accesible...
‘THERACENTER’ / ‘MÁS ALLÁ DE LA MODA’ / ‘CULTURA ACCESIBLE, CULTURA SOSTENIBLE’ Qué mejor marco que los Premios Grada para...
Javier Meléndez Enrique Barón, exministro, ex presidente del Parlamento Europeo y actual responsable de la Fundación Yehudi Menuhin España, contaba...

LO MÁS LEÍDO