Logo revista Grada

Los nombres de nuestros antepasados. Arconio. Grada 161. Julio Esteban Ortega

Los nombres de nuestros antepasados. Arconio. Grada 161. Julio Esteban Ortega
Foto: Cedida
Léeme en 2 minutos

En el número 136 de esta revista tratábamos el nombre Arco, muy extendido entre los pueblos indígenas que habitaban la provincia romana de Lusitania.

El antropónimo que traemos a colación en estas líneas es Arconio, una variante de aquel nombre también exclusivo de esta región, aunque su implantación fue menos generalizada, como así parece deducirse de la documentación epigráfica de aquella época que ha llegado hasta nosotros.

El nombre Arconio aparece en unas pocas inscripciones, todas ellas dentro del territorio del conventus Emeritense, uno de los cinco en que se dividía la provincia romana de Lusitania. Tres de ellas proceden de la provincia de Cáceres: dos halladas en el municipio de Villar del Pedroso, en el extremo nororiental de la provincia, en territorio de la antigua ciudad romana de Augustobriga, sumergida en la actualidad bajo las aguas del pantano de Valdecañas; y otra de Sierra de Fuentes, tierras pertenecientes a la antigua colonia romana de Norba Caesarina, la actual Cáceres.

Ya en la provincia de Toledo, en el municipio de Talavera de la Reina, en tierras de la ciudad romana de Caesarobriga, encontramos otra inscripción que alude a este nombre. El último de los epígrafes se descubrió en la freguesía portuguesa de Idanha-a-Velha, la antigua capital del pueblo de los Igaeditanos, conocida en época romana como Civitas Igaeditanorum y como Egitania en la etapa visigoda.

Desgraciadamente no disponemos de material gráfico de las inscripciones que hacen referencia a este antropónimo, o están muy deterioradas. Sabemos de su existencia a través de las noticias suministradas por autores antiguos que en su momento consiguieron verlas y nos transmitieron sus textos.

La fotografía que acompaña a estas breves líneas corresponde a una estela funeraria de Villar del Pedroso en la que un indígena romanizado de nombre Julio Arco es homenajeado por un tal Attio. A pesar de que parte de los nombres son romanos, sabemos que ambos son indígenas porque el difunto pertenece a una organización suprafamiliar local, la de los Camalicos, y el dedicante a la de los Arreinicos. Este tipo de organizaciones que agrupan varias familias son características de los vettones, pueblo asentado en las comarcas más orientales de la actual Extremadura y vecino de los Lusitanos.

En este caso la epigrafía no solo nos ha permitido conocer la onomástica olvidada de nuestros antepasados, sino que suministra una información vital de cómo estaba organizada la sociedad local de los pueblos indígenas que conformaban la provincia romana de Lusitania.

ENTRADAS RELACIONADAS

Los XIV Premios Grada ya tienen fecha. Se entregarán el jueves 26 de octubre. El acontecimiento inclusivo más importante de...
Banca Pueyo y la Fundación José Manuel Calderón Borrallo han renovado el convenio de colaboración por el cual la entidad...
Tras el éxito de sus dos primeras ediciones en cuanto a centros educativos y alumnos participantes, la Asociación Extremeña de...
Rafael Ballesteros Torres Asociación Española de Soluciones Integrales con Diseño Universal (Aesidu) La aplicación del diseño universal como paradigma de...
El programa de voluntariado de CaixaBank y el Instituto de Estudios Financieros han concluido la tercera edición del proyecto ‘Finanzas...
La cervecera extremeña Cerex ha sido galardonada con una medalla de plata en los históricos ‘World Beer Awards 2023’, concretamente...

LO MÁS LEÍDO