Logo revista Grada
Buscar

La suma de los azogues. Plácido Ramírez Carrillo

La suma de los azogues. Plácido Ramírez Carrillo
Conferencia de Alberto González. Foto: Rafael Sequeda
Léeme en 5 minutos

Al compás de unos versos definitivos y de una guitarra melancólica llega esta lluvia descreída, que sabe a poco, pero que es bienvenida. Valieron los rezos a la Virgen de Botoa , patrona de los campos.

Seguimos aprendiendo palabras nuevas, y sobre todo dichos. Ahora, en lugar de menos papeles que una liebre, diremos menos que el concejal de Tráfico de Cáceres. Y, por cierto, seguimos sin autovía que una las dos principales ciudades de la región. Ya veremos cuando terminen de unirse Villanueva de la Serena y Don Benito qué pasará luego; de momento andan barajando nombres, que si ‘Don Benito de la Serena’, que si ‘Vegas Altas’, y los más atrevidos ‘Don Benito y Señora’.

Otro dicho muy popular, que viene a punto de nieve con los acontecimientos políticos, es que andamos más perdidos que el barco del arroz. Lo de este dicho otro día se lo explicaremos, porque hay varias versiones, pero en verdad suele referirse a un barco perdido con algún cargamento de alimentos, por ejemplo arroz, y que no aparece en mucho tiempo o que lo han hundido.

Algo de sosiego para los santos varones de la política sin traje y sin corbata. Cuánto estropicio y alboroto en el PP nacional por las comisiones del hermano de Ayuso, más bien por el espionaje, cuando esto de las comisiones no es nada nuevo en el tablero nacional.

Antes, cuando la pandemia, fueron los paisanos del ministro Illa y demás asesores del Gobierno, que les quitaban las mascarillas y demás material sanitario de los propios puertos, y nos salían a precio de oro. Recuérdese que en Portugal el paquete de mascarillas salía a un par de euros y aquí estaban hasta a 10 y 12 euros, según les parecía.

La inteligencia siempre será bienvenida.

El carnaval se fue, con su emoción y su ternura, volando por los tejados de la algarabía y de los afectos. La gente, sedienta de fiesta, se echó a la calle; todo sobresaliente en el primer carnaval de Interés Turístico Internacional.

El pregonero bien, en San Juan no cabía un alfiler. Las murgas, haciendo reír al personal, otros dicen que faltó crítica. Con la que está cayendo. Alegría desbordada en San Francisco, el gentío riendo, bebiendo y blasfemando.

En el ambiente el clásico olor a calamares. Los hoteles a rebosar. La hostelería se recuperó un poco, que buena falta le hacía. Lo peor, quizás, los macro botellones descontrolados y el comportamiento incívico de alguna gente. Mala fama para el carnaval más importante el mundo, o eso queremos.

Ahora, con la Feria del Toro en Olivenza, los hoteles de allí completos, además de los de Badajoz, Elvas y los de varias poblaciones a la redonda. Los restaurantes de alto nivel ya tienen sus reservas. Y luego hay gente que insulta a los taurinos. Por favor, un poco de respeto si queremos ser respetados.

Seguimos palpando y compartiendo la alegría por el triunfo de amigos y compañeros, por su talento, su inteligencia, al conseguir premios, sean pintores, poetas, músicos… ya saben, en Badajoz hay que cerrar las puertas para que no se escape el arte. La envidia es lo malo cuando llega por el camino de las mentiras obligadas. Cosa de mediocres.

Nuestras señorías siguen a lo suyo. A las preguntas te responden rejolgoteándose en tu propia cara. Con Monfragüe no hay mejor ejemplo (informa Paco Castañares) con el dragado del embalse de Torrejón-Tietar en plena zona del parque, y el director de sostenibilidad (vaya) que lo firma con Iberdrola, y luego dice que no tiene competencia.

Ucrania se desangra por todas sus fronteras, escapan como pueden por Polonia, Hungría… Desesperanza, una guerra en pleno siglo XXI. Malditos los que la hacen, Putin, y los hijos de Putin.

Marzo trae actividades en el espejo, y en el sombrero… y caricias en el aire. En el Centro de Mayores de Santa Marina el club de lectura celebró el jueves 3 su acto mensual, organizado por la Concejalía de Servicios Sociales que dirige Antonio Cavacasillas y coordina María Muñoz. Recital poético a cargo de Clara Blázquez. Intervinieron también los cantantes Daniel López Chavero y Sofía Núñez. Coordinando el equipo técnico Justo Castellano.

Club de lectura en el Centro de Mayores de Santa Marina. Foto: Cedida
Club de lectura en el Centro de Mayores de Santa Marina. Foto: Cedida

En la sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés, en su ‘con L de Lírica’ el lunes 7 intervendrá Jonás Sánchez Pedrero, poeta, músico y bibliotecario de Hervás.

En la sala Espacio CB Arte ‘La India’, del fotógrafo Miguel Ángel Rodríguez Plaza, hasta el 31 de marzo.

Exposición de Antonio Hernández. Foto: Cedida
Exposición de Antonio Hernández. Foto: Cedida

En ‘Semilla y grano’, de la calle Francisco Pizarro, 12 B, la exposición ‘Buscando tu mirada’ del fotógrafo Antonio Hernández Cantero. Hasta el 31 de marzo.

En el salón de actos de la Asociación de Vecinos de Santa Marina tuvo lugar la conferencia ‘Recorriendo Badajoz’, de Alberto González Rodríguez , cronista oficial de Badajoz; presentó Maribel Núñez Arcos.

A lo largo de todo el mes de marzo, en el Palacio de los Guzmanes de Jerez de los Caballeros podemos disfrutar de la exposición ‘La música del caminante’ y de un sinfín de actividades y eventos culturales con motivo del 70º aniversario del cantautor extremeño Nando Juglar. El viernes 4 fue el turno de nuestro compañero José Luis Molina, que presentó su libro ‘El Refranero castellano. 101 comentarios’. Estuvo acompañado en la mesa por el historiador jerezano Rogelio Segovia Sopo y por el violín del maestro Pedro Martínez.

Presentación de José Luis Molina. Foto: Cedida
Presentación de José Luis Molina. Foto: Cedida

El sábado 12 viajaremos a Leganés, al Teatro Monleón, para asistir a la gala de clausura del 40º aniversario de la Casa de Extremadura (1981-2021), aunque nos puedan llegar todas las ausencias de golpe. Acudiremos a la llamada de la voz de los afectos, ahora que nos alumbran los recuerdos, para abrazar, ahora que ya se puede, a aquellos locos veinteañeros que sin saber mucho de Matemáticas creyeron en la Química. Y que ahora, ya sesenteros, siguen dibujando lirios, sombras y fronteras.

Avanza Marzo, galopan los caballos del tiempo,
es el reloj que susurra/ los afectos, los besos./ Es la suma de los azogues.

¡Llena otra vez, Josué, que nos vamos!

ENTRADAS RELACIONADAS

Febrero avanza despidiendo el carnaval más largo, con un vaso en la mano y otro de lo que sea. Intentaremos...
Se despidió enero barruntando las flores del almendro y fulgureando sonrisinas por tanto desatino de nuestras ilustrísimas, que si pactamos...
Quiso diciembre arroparnos con su algarabía de colores, con su desenfadado verbo y sus maneras de entender el realismo mágico...
Avanza diciembre cuchicheando olvidos y dibujando relojes herrumbrosos que marcan la hora exacta de las herencias bastardas. Antes que nada,...
Arrisca y medianea noviembre, pespunteando sus papeles de Navidad, entre luces de colores y changa bailes en los balcones. Lástima...
Octubre desovilla pasiones entre agujeros de luz y suspiros de lluvia, sabiendo que hay gente que pierde la calma, y...

LO MÁS LEÍDO