Logo revista Grada
Buscar

Una tarde con… Teodoro Gracia Jiménez

Una tarde con... Teodoro Gracia Jiménez
Con Teo en el Salón de Actos (Puebla de la Calzada). Foto: Cedida
Léeme en 6 minutos

El mes de octubre en las Vegas Bajas está teñido de teatro, representaciones, charlas, talleres… todo ello enmarcado del Festival Nacional de Teatro Vegas Bajas, que este año alcanza su 42ª edición y cuyas obras se podrán ver a lo largo de todo el mes en el salón de actos de la Casa de la Cultura de Puebla de la Calzada.

Y hablar de teatro en las Vegas Bajas es hablar de Teodoro Gracia Jiménez, Teo para los amigos. Teodoro, coordinador y director artístico del festival, es una de las personas que más, mejor y con mayor constancia ha trabajado en nuestra comarca por las artes escénicas y por su difusión.

Por todo ello, y por alguna cosilla más que contaré a lo largo de la entrevista, me he decidido a pasar la tarde con este buen hombre, y hemos quedado, como no podía ser de otro modo, en su lugar de trabajo por excelencia, el salón de actos de la Casa de la Cultura, donde tantas y tantas horas ha echado a lo largo de su ya extensísima trayectoria y en el que se mueve como pez en el agua.

Me cuenta el artista Teo, porque es un artista en toda regla, que proviene de familia futbolera; su padre, sus hermanos, un tío suyo y ¡su propio hijo! han sido y son futbolistas, pero él, fíjate por dónde, artista. En fin. Los designios de cada uno son inescrutables.

Nuestro amigo Teo, desde muy pequeñito, hacia los 8 años, ya comenzó con sus primeros pinitos en la escena del conocido y apreciado Colegio de los Salesianos de Puebla de la Calzada, hasta que años después, en 1974, se integra en Jarancio, una compañía poblanchina de teatro fundada en 1959 (64 años le contemplan) y que aún marca la senda del teatro de la comarca.

Desde muy joven comenzó su longeva vida laboral, cosa que sin embargo no le ha impedido adquirir una vastísima formación en el ámbito de la ofimática, de la fotografía y, sobre todo, de las artes escénicas, en las que es un absoluto abanderado, santo y seña del teatro poblanchino y maestro de muchos otros actores y actrices que actualmente brillan en la escena, y cuyo más claro ejemplo es su propia hija, la gran actriz Pepa Gracia (‘Fatum’, ‘Te estoy amando locamente’…).

'Las brujas'. Año 1974. Foto: Cedida
‘Las brujas’. Año 1974. Foto: Cedida

En 1997 asume el cargo de la dirección de la compañía Jarancio, etapa que comenzará con una de las representaciones más exitosas de toda su historia, con la comedia ‘Te espero en la cochera’, de la que él mismo es autor, con la que alcanzaron más de 200 funciones. Cercano ya a sus bodas de plata como director de Jarancio, él es el autor de la casi totalidad de los montajes que esta compañía ofrece al público, entre los que podemos destacar como uno de sus grandes hitos la adaptación de la tragedia ‘Antígona’, cuyos tres protagonistas, Elena Sánchez, Pepa Gracia y Santi Senso, son actualmente profesionales de la escena, a los que también hay que sumar nombres como Manolo Barroso, Eva Gómez o Isabel Moreno, y otros tantos que a fecha de hoy están preparándose en diferentes escuelas y facultades de Arte Dramático.

Pero ¿Y por qué Teo Gracia no ha llegado a ser profesional (laboralmente hablando) de la escena? Pues nada, muy sencillo. Su trabajo como contable en la entonces boyante fábrica de Pastas Gallo de Puebla de la Calzada le ofrecía una seguridad económica y material que, en aquellos momentos, no le ofrecía el incierto trabajo como actor. Por todo ello, Teo se ve proyectado en la fulgurante, exitosa y profesional carrera de su hija, la gran actriz de cine y teatro Pepa Gracia.

Cartelera del Teatro de la Zarzuela (Madrid). Foto: Cedida
Cartelera del Teatro de la Zarzuela (Madrid). Foto: Cedida

Ante esta extensísima carrera llena de grandísimos experiencias, momentos y personas, y aunque sé que le va a costar, le obligo a que me mencione con cuáles de todos ellos se queda. Tras mucho vacilar, no duda en señalar el momento en el que su hija Pepa debutó en la arena del milenario Teatro Romano de Mérida y, así, me insiste que casi todos los instantes que podría indicarme como cruciales a lo largo de su vida como actor, en la mayoría de ellas estaría presente de manera especial su hija, en la que confiesa que se ve permanentemente reflejado.

Se siente muy agradecido con el reciente homenaje que le tributó el mundo de la cultura de Puebla, Montijo y pueblos de la comarca, el pasado 23 de junio, en el salón de actos de Puebla de la Calzada, en el que se sintió verdaderamente abrumado y querido por todos los suyos, aunque me comenta que lo suyo no son este tipo de actos, sino el trabajo ‘sucio’, el de tramoya, el de la logística de cada una de las obras que de forma continua llevan a los pueblos de las Vegas y a otras muchas localidades de toda Extremadura.

Homenaje a Teodoro Gracia el 23 de junio de 2023 en el Salón de Actos de Puebla de la Calzada. Foto: Cedida
Homenaje a Teodoro Gracia el 23 de junio de 2023 en el Salón de Actos de Puebla de la Calzada. Foto: Cedida

No duda en destacar ‘La casa de Bernarda Alba’ como su obra fetiche, a la que considera fiel reflejo de los diferentes roles de la sociedad. No se cansa de verla, leer y compartir lo sugerente que siempre le ha resultado esta obra, cumbre de la producción lorquiana.

Pero Teo no es solo teatro y tablas, es una persona muy polifacética y así, teatro, pintura, literatura, artículos, fotografía… y alguna que otra cosa que seguramente se me queda en la ‘gatera’ forman parte de su trayectoria y de sus proyectos. Pero, de todo ello, nos vamos a detener en su faceta como escritor, fundamentalmente como poeta, ámbito en el que cuenta con un nutrido número de publicaciones, poemarios y participaciones en diversas antologías poéticas, un escritor prolífico que se dice.

Presentación de 'Trastos viejos' (1982), compartiendo mesa con José Antonio Lagar, entre otros. Foto: Cedida
Presentación de ‘Trastos viejos’ (1982), compartiendo mesa con José Antonio Lagar, entre otros. Foto: Cedida

Con varios premios y galardones literarios (Zamora, San Sebastián…) en su mochila, presente en todos los recitales poéticos de la comarca, figuran en su haber títulos como ‘Trastos viejos y poemas’, ‘Como el viento’, ‘Extemablanda’, ‘De aquí de paso’, ‘El milagro perpetuo de la vida’… y así hasta un total de 13 títulos. Se mueve con facilidad en temas de amoríos y de sufrimientos personales. Con una gran empatía hacia sus amigos y sus gentes, suele proyectar en sus versos las vivencias y experiencias, ya sean personales, de personas cercanas o de situaciones en las que él perciba cualquier pequeño atisbo de injusticia, insolidaridad, discriminación o intolerancia social. Estas son sus principales motivaciones a la hora de coger la pluma y estampar en verso sobre blanco para, muy menudo, denunciar o proclamar al viento estos temas que el poeta vive con tal intensidad que necesita airear y compartir con el resto de mortales a fin de convertir todo esto en bien común. “Lo que no se comparte, se pudre”.

Presentando 'El milagro perpetuo de la vida'. Foto: Cedida
Presentando ‘El milagro perpetuo de la vida’. Foto: Cedida

Lorca, Hernández, Neruda o el extremeño Álvarez Lencero son sus autores más emblemáticos; de ellos toma ejemplo a la hora de elaborar su poesía, y junto a ellos ha fraguado la inmensa mayoría de su producción poética. El estilo, las imágenes, la musicalidad y el perfecto manejo de la metáfora son una clara muestra de que Teo camina de la mano de estos grandes autores del siglo XX.

En fin. Podría estar charlando con Teo todo el tiempo del mundo. Su bonhomía y afabilidad hacen que su conversación enganche y que uno no se canse de escuchar las miles y miles de anécdotas que atesora y que relata con ese gracejo con el que solo los cómicos saben contar sus chascarrillos.

Le he prometido volver, aún le quedan muchas cosas por contar, le daremos tiempo y seguro que en nada tendrá muchas más cosas que decirnos. Infatigable, constante, atento, empático, solidario, participativo, generoso… y, tal y como dije al principio de la entrevista, Teo es todo un santo y seña de la Cultura por estas latitudes de las Vegas Bajas.

Nada, amigo Teo, esperamos seguir contando con tu buen hacer durante muchos años. Gracias por todo lo que has dado a Puebla de la Calzada en particular, y a todos los pueblos de su entorno en general.

Se te quiere. Un abrazo.

ENTRADAS RELACIONADAS

Cuando la máxima preocupación de muchos de nosotros es qué disfraz nos vamos a poner, de qué nos vamos a...
Iniciamos la andadura de este nuevo año continuando descubriendo y dando a conocer todo, o más bien parte, de lo...
Óscar de los Reyes (Cabeza del Buey, Badajoz) es licenciado en Derecho por la Universidad de Extremadura y diplomado en...
Concluimos un año de encuentros y bonitas tardes disfrutadas con amigos y protagonistas con muchas cosas que contarnos y con...
Allá donde en su momento dejé a un adolescente alegre, divertido, con toda una vida y muchos sueños por delante,...
Aprovechando el descanso veraniego de Miriam quedo con ella en un conocido establecimiento hostelero montijano para saber qué es de...

LO MÁS LEÍDO