Logo revista Grada
Buscar

Volverás en noviembre, con la lluvia. Plácido Ramírez Carrillo

Volverás en noviembre, con la lluvia. Plácido Ramírez Carrillo
Presentación del libro 'El refranero Castellano, 101 Comentarios', de José Luis Molina, en Badajoz. Foto: Cedida
Léeme en 4 minutos

Este otoño que ahora se acaba quiso jugar con las palabras tiernas y con los silencios por sorpresa. Se oye la voz del hombre que pregona su mercancía, con esa voz de verdad, con esa hondura.

Se despide noviembre mientras escuchamos el tic-tac de la lluvia, que tanta falta hace. Vamos agilando hacia las lindes de la Navidad. Nos llega el empuje de las emociones a través de los colorines de las luces que nos miran desde todas las ciudades por igual.

Avisan de que nos abriguemos, llega el frío. Más bien parece una metáfora de los tiempos convulsos que vivimos, sin hacer especulaciones, ni comparanzas.

Seguimos perdiendo la calma, sigue subiendo la luz (en su máximo histórico) gasolina, butano, cotizaciones… tantas cosas. Leemos que nuestra admirada ‘Chiqui’ perdonará a la Generalitat mil y pico de millones si apoya los presupuestos. Con la que está cayendo no parece ni regular. Si hiciera falta quiten ministerios, asesores (que algunos, dicen, no saben ni el abecedario, ni los refranes del profesor Molina y de ortografía, lo justito) o rebajen esos sueldos con tantos ceros. Se avecinan movilizaciones, hasta diremos palabrotas.

Seguimos con los actos culturales, o solidarios, en los que somos sobradamente productivos, capaces de despachar media docena a la semana.

En la Librería Colón presentamos el libro ‘El refranero Castellano, 101 Comentarios’, de José Luis Molina, con acompañamiento del piano de Pedro Monty. Las tres X, público exigente, trabajo exhaustivo, y excelente organización.

Nueva exposición en la Sala Arte Joven, ‘Punto de partida’, del pintor lisboeta Antonio Tavares. Al parecer se sirvió un vino de Adega Borba.

Colaboramos, un año más, como voluntario del Banco de alimentos, y nos emocionó comprobar cómo jóvenes, que a veces nos enfadan por decreto vírico, nos sorprenden con su solidaridad y su entrega. Mi madre, con sus lucidísimos 91 años, en Navidad cumplirá los 92, desde Madrid, pide que ingrese su aportación, que ya me la pagará.

I Convivencia de peñas flamencas de la provincia de Badajoz, en Don Benito. Foto: Cedida
I Convivencia de peñas flamencas de la provincia de Badajoz, en Don Benito. Foto: Cedida

Acudimos a Don Benito, a la I Convivencia de peñas flamencas de la provincia de Badajoz. Magnifica organización del presidente de la Federación, José Merino, y de su secretario, Rubén Gallego. Por la mañana bailaron grupos de la Escuela de Baile de Cristina Delgado. En el Restaurante Ágora de Feval dirigió unas palabras el alcalde José Luis Quintana, seguido de un recital con Carmen Tena, Edu Hidalgo, Pedro Cintas, Esther Merino y Matías de Paula, al cante. Al toque Joaquín Muñino y Diego de Paula. A las palmas Yan y Joselino. Hubo un reconocimiento a los presidente de peñas y al flamencólogo Francisco Zambrano. Muchas emociones.

Estamos pasando del paradigma físico al paradigma emocional, comprobamos cómo lloran los flamencos… sentimentalmente, claro.

Seguiremos disfrutando de la soledad mañanera, o asistiendo a alguna de las muchas tertulias que se forman en esta ciudad que abraza fronteras y une voluntades en tiempos del ‘black fray day’ (que manda bemoles el invento). La tertulia de los marteses, Manuel Vázquez, Joaquín, Pedro, Arturo, Morales, Chato… que ahora se juntan y arreglan el mundo, a su manera, en el repite-alma, que cambiaron de calle pero no de barrio, de San Isidro a Saavedra Palmeiro, sin hacer transbordo siquiera. Reme, al timón de la barra y la terraza, y Pilar en los fogones. Salvo los martes (de ahí el nombre artístico), que van al bar Miguel, y los lunes, que disfrutan de la charla y la desbordante humanidad de Cheli, en el bar de los Mayores de Santa Marina. Dueños de su tiempo, mismamente.

El chismorreo es la ambrosia de mi barrio, y de cualquier parte. Estamos más perdidos que el barco del arroz.

En el complejo Alcántara se le ha tributado un homenaje a un hombre bueno, a José Merino, que estuvo al frente de los mayores, en la Concejalía de Bienestar Social, y que tanto hizo por ellos. Merecido homenaje en su jubilación. Hombre sensible, siempre al abrigo de la palabra. Le deseamos lo mejor. Un adiós entre pañuelos, un olé y un aplauso largo y acompasado.

Homenaje a José Merino. Foto: Cedida
Homenaje a José Merino. Foto: Cedida

Y volvieron los Premios Grada. La cena solidaria y la entrega de premios tuvo lugar en el Palacio de Cristal del Hotel Rio. Se agotaron los cubiertos al poco de anunciarse y muchos nos conformamos con verlo desde alguna plataforma televisiva. Muchas sorpresas, en esta duodécima edición de los Premios Grada, muchos premiados, y sobre todo muchas emociones.

Gala de los XII Premios Grada. Foto: Eduardo Sierra
Gala de los XII Premios Grada. Foto: Eduardo Sierra

Ahora se cumplen 13 años de la muerte del poeta Ángel Campos. En su pueblo natal, San Vicente de Alcántara, cada año se reúnen sus amigos en la casa donde nació para recordarle, leyendo su obra. Este año será en el Círculo recreativo sanvicenteño. “Volverás en noviembre con las lluvias/ a compartir la mesa con nosotros”

Todavía nos lamentamos del paraíso perdido. Este otoño que se acaba nos trae la alegría del hombre, y en las luces de la Navidad veremos la infancia dibujada, la inocencia, la soledad más que nada… y el frio.

Ahora, cuando acaba noviembre, se barruntan los suspiros. La niebla nos besará los labios, y en la lejanía se adivina la esperanza. Nos imaginamos a bailarinas desnudas. Mientras, se escucha la melodía del piano de Monty y la voz acompasada de Pilar Boyero. Refugiarnos de tanta miseria y tanta mentira, versos humildes de guitarra para huir del desamparo.

Volverás en noviembre, con la lluvia.

– ¡Llena otra vez, Josué, que nos vamos!

ENTRADAS RELACIONADAS

Febrero avanza despidiendo el carnaval más largo, con un vaso en la mano y otro de lo que sea. Intentaremos...
Se despidió enero barruntando las flores del almendro y fulgureando sonrisinas por tanto desatino de nuestras ilustrísimas, que si pactamos...
Quiso diciembre arroparnos con su algarabía de colores, con su desenfadado verbo y sus maneras de entender el realismo mágico...
Avanza diciembre cuchicheando olvidos y dibujando relojes herrumbrosos que marcan la hora exacta de las herencias bastardas. Antes que nada,...
Arrisca y medianea noviembre, pespunteando sus papeles de Navidad, entre luces de colores y changa bailes en los balcones. Lástima...
Octubre desovilla pasiones entre agujeros de luz y suspiros de lluvia, sabiendo que hay gente que pierde la calma, y...

LO MÁS LEÍDO